martes, 11 de abril de 2006

Caminares


Autor: Fer

Hay caminares que matan, hay caminares que enloquecen… hay caminares que ponen de relieve culos poéticos, mayestáticos, apoteósicos, maravillosos… todo para la rica imaginación del spanker.

Muy probablemente sus dueñas no sean spankees, es una lástima. O sean spankees y no se atrevan a reconocerlo ellas mismas. O bien sean spankees que aún no se deciden a poner en práctica sus fantasías. Las frías estadísticas nos dicen que lo más probable es lo primero. ¿No son spankees porque no lo han probado? Bueno, tal vez son spankers, esto llevaría al spanker a la vieja situación del “cazador cazado” o como dice una gran amiga “perro no come perro”.

Siempre nos queda el pensar en el sexo anal… según las estadísticas, aquí no son tan frías, tres de cada siete mujeres lo practican. Aquí ya nos acercamos más o – mejor aún - el coito a tergo, dicho de otra forma el follar a lo perrito, ese sí es mucho más popular posiblemente 6 de cada 7 lo ha hecho de esta manera alguna vez, aunque sea ayudada por unas copas de cava catalán. La cosa es que tan espléndidos traseros no estén en el mundo solo para hacer girar la calenturienta mente del spanker.

Pero así como los periodistas piensan que “la verdad no te vaya a estropear una buena noticia” los spankers pensamos "que la realidad no estropee lo que imaginamos detrás de unos ágiles, majestuosos y sensuales caminares femeninos”.

2 comentarios:

Tane dijo...

Usted ve pasear a una señora(o a varias..)y se le ocurre todo esto...

No me lo quiero imaginar durante las primaveras de su adolescencia Mr. Ten.

Un saludo

Fer dijo...

Aún soy un adolescente ¡y espero que por muchos años!

Gracias por el bonito comentario.