viernes, 7 de abril de 2006

Bondage

Autor: Fer

Me gusta que la spankee sea sumisa en algún momento del proceso, tal vez en más de uno. Esto resulta contradictorio con mi gusto por la rebeldía de la spankee.

Voy a tratar de explicarme. Me gusta discutir, luchar, tener que imponerme... pero me gusta que en un momento dado la spankee ceda y se someta al castigo, más o menos justo, que le estoy aplicando.

Tengo la fantasía de inmovilizar completamente a la spankee, por eso he pensado en el bondage. Bondage es lo que me viene a la mente, esta bonita y redonda palabra inglesa, que quiere decir escalvitud y proviene de bond que es vínculo o lazo. Sin embargo, en estos casos, siempre es importante ser consciente de las propias limitaciones; no soy un marinero, es más, me podría llegar a marear en el estanque de El Retiro de Madrid. Por otra parte voy a confesar que, pese a que soy ya algo talludito, no sé atarme bien los nudos de los cordones de mis zapatos. Por lo tanto el mundo del nudo y la atadura se me da pésimo. A duras penas me ato el albornoz al salir de la ducha.



Ante ese panorama pienso que no es prudente que ate a la spankee para que ésta pueda recibir su merecido inmovilizada y así cumplir con una fantasía del spanker que suscribe.

¿Soluciones? Bueno, no soy muy optimista, pero dicen que siempre existen salidas o apaños. Se me ocurre adquirir en una tienda especializada unas sujeciones que no requieran anudar. O contar con la ayuda de otro u otra spanker, más hábil en el arta de atar, para tener por fin una sesión de spanking que incluya la inmovilización de la spankee.

7 comentarios:

Ocho dijo...

¡Estoy absolutamente de acuerdo contigo, Fer! A mí también me gusta ser, como spankee, sumisa en algunos momentos y rebelde en otros. Sin embargo... bueno, el bondage, tal y como yo lo conozco, es una lata.
Me explicaré: He probado algo de bondage, si bien no a niveles "súper-expertos", y el spanker/Amo tardaba ¡una eternidad! en realizar sus ataduras. Me gusta mucho que me aten, pero sólo las manos, o manos y pies a la cama (o a una mesa), o manos y cintura, o algo así. Todo lo que se salga de eso, y que es lo que yo considero bondage por aquello de la filigrana(lo demás no es más que "atarme"), tarda demasiado, tanto antes de, como después de. Me enfría. Puede ser muy excitante en un momento dado, pero no compensa (bueno, al menos a mí, claro). Yo también fantaseo con estar absolutamente inmovilizada, pero desde que probé el bondage, las cuerdas nunca aparecen en esas fantasías. Me imagino mucho mejor unas esposas, unas correas (que por cierto funcionan muy pero que muy bien), o las manos de otro spanker, tal y como dices tú.
El bondage bien hecho es un arte, y como todo arte, requiere su tiempo. Y yo soy de las que prefieren invertir ese tiempo en cosas mucho más divertidas...
Por cierto, y como sugerencia, te diré que ahora "se lleva mucho" atar a la spankee o sumisa con esas tiras de plástico que se usan como precinto de seguridad. No soy buena explicándome, pero seguro que me entiendes. Tienen una especie de ojal en un lado, y dientecitos en el otro. Se mete el extremo por el ojal, y no hay forma humana de soltarse de ahí. De hecho, y como no tengas unas tijeras o navaja a mano, ni siquiera tú podrás soltar a la spankee. Lógicamente no son tan largas como para que puedan ser usadas en cualquier parte del cuerpo, pero sirven para manos y pies. ¡Comprobado!

Fer dijo...

Gracias, ocho, por tu amable comentario que tomaré muy en cuenta.

Tane dijo...

Siempre te puede tocar una spankee sumisa que se auto-ate.

Esas piezas de las que habla Ocho se llaman bridas y HACEN DA-ÑO, de lo cual informo a los efectos oportunos.
Besos

Ocho dijo...

Cierto!! Gracias, Tane, por la palabra. La buscaba y la buscaba, pero no la encontrabaaaa! Y también muy cierto lo del daño. Me olvidé de comentar ese "pequeño" detalle! Si se atan muñecas o tobillos con bridas es también para que la spankee NO se mueva mucho, so pena de que acabe más dañada en esas extremidades que en sus posaderas!

Fer dijo...

A ver si entre las dos me explicais un buen método de sujeción que no requiera destreza por parte del spanker con los nudos y que no duela o moleste excesivamente a la spankee... de esta forma puedo llevar a cabo mi fantasía de azotar a una spankee totalmente inmovilizada,

Gracias

Tane dijo...

Hay unas sujecciones que venden en los sex-shops (baratitas). Se componen de una especie de pulsera-abrazadera que se cierra en función del grosor de la muñeca y otra pieza de tejido, larga, que es la que se emplea para fijarla a lo que sea, pata de la mesa, de la cama...

Si la spankee no es muy bruta, aguantan y hacen su función perfectamente. Los nudos van en el extremo contrario a la spankee, así que no se la daña aunque el spanker sea muy torpe.

Saludos

Gef dijo...

Hey that is way cool! Thanks for the insight
Randy Blue