domingo, 26 de marzo de 2006

Cultura mamaria


Autor: Fer

Los senos constituyen una especie de tabú para los spankos. O peor aún, el pecho femenino es ignorado entre los spankos. Nunca se habla de ellos, no aparecen, salvo en raras ocasiones, en ilustraciones y relatos, no son objeto de comentario alguno.

Los rituales del spanking más al uso eluden sistemáticamente los pechos, basta pensar en protoritual spanko del OTK con levantamiento de faldita y descenso de bragas y, en todo caso, para una azotaina más rigurosa o para una permanencia en el rincón, la spankee permanece desnuda de la cintura para abajo.

¿Esta negación mamaria será porque el desarrollo de ese par de glándulas es uno de los primeros indicios que la niña se está transformando en mujer y los spankos estamos un poco atados al mundo infantil?

Teorías y especulaciones se pueden construir muchas... yo recuerdo a algún antropólogo en alguna obra de difusión, más o menos científica, que exponía que el actual homo sapiens alguna vez fue cuadrúpedo. Debido a esa condición para que el macho copulase con la hembra y se perpetuase la especia, la naturaleza le facilitó las cosas al tener los genitales femeninos a la altura de sus ojos nariz y boca. Esto le permitió centrar su atención en la zona glútea de la hembra que ejercía sobre nuestro ancestro una irresistible atracción. Al evolucionar a lo largo de una serie de miles de siglos hacia la bipedestación, es decir a la incómoda costumbre – tan nefasta por otra parte para las lumbares – de caminar sobre sus patas traseras, el precursor de nuestros antepasados del Cromañón, tenía el peligro de perder el interés por la hembra ya que sus genitales quedaron perfectamente ocultos entre sus piernas y la naturaleza que es sabia desarrolló las mamas, más allá de su función puramente nutricia, conformándolas con su actual y agradable forma redondeada para recordarle al macho unos glúteos. Entonces ¡si esta teoría es cierta, mira por donde, las tetas son como un anuncio del culo!

Los norteamericanos son muy amigos de los pechos femeninos, más que los europeos, ahí está toda la tradición de la revista Playboy y toda una cultura mamaria. El Wonderbra donde ha batido récord de ventas es en EEUU.

La diferencia entre una playa europea y una brasileña o norteamericana es que en la primera se hace topless y en las de América no.

Sin embargo en los años ochenta en Europa ha habido un boom de la cultura mamaria, si no que le pregunten a los cirujanos plásticos cómo se han comprado esos Porsches tan bonitos y caros. Ha sido a base de implantación de prótesis mamarias. Sin recurrir a Freud, es obvio que como mamíferos por la asociación entre pecho y alimento, los senos algo nos tienen que decir a todos, incluso a los spankos.
En la cultura bdsm se atan los pechos, hay técnicas de clavarles agujas y fustigarlos. Al menos se les hace caso, entre los spankos no existen.

Pues yo, sin dejar de ser un spanker de pro, me confieso un aficionado a los pechos femeninos sobre los cuales no tengo especiales preferencias en cuanto a tamaño o aspecto, sino más bien me excitan como una parte muy especial de sus dueñas, después de dar unos buenos azotes me gusta verlos, tocarlos, acariciarlos, pellizcarlos ligeramente, comermelos y percibir como su propietaria sube de temperatura.

4 comentarios:

Tane dijo...

¡¡¡Jjajaj, las tetas son como una anuncio del culo????Jajjaja, eso me ha hecho gracia, sí señor!!!
La verdad es que para mi no resulta una zona especialmente erógena pero sí que es cierto que depende un poco del momento. Lo que nunca ha formado parte de mis fantasías, pero de ninguna de las maneras, es que me azoten en ellos ya sé que hay a quien le encanta pero no es mi gusto.

Besos

Ocho dijo...

¡Espectacular artículo, Fer! Muy bien escrito, muy divertido, y con las dosis adecuadas de información y leyenda. Me ha encantado, de verdad.
Por otra parte, y aunque a mí no me hace especial "tilín" que me hagan cosillas por esa zona, ni buenas ni malas, como teoría todo lo que nos cuentas es muy interesante. Ahora bien... Tengo una dudilla yo: Si son un anuncio del culo... ¿Eso quiere decir que también han de parecerse en apariencia al culo de su susodicha dueña (o sea, a tetas grandes, culo grande; a tetas caídas, culo caído; etc.)? Jejeje... Sería divertido saberlo...

Fer dijo...

Muchas gracias tane y ocho por vuestos comentarios, no hay cosa más agradable en la vida del blogero que recibir unos simpáticos comentarios cuando escribe alguna chorrada como yo lo he hecho.

El tema de zona erógena o no es muy curioso. Yo como hombre no cuento con mis tetillas como zona erógena y cuando una nueva compañera de juegos se empeña en ese área, intentando que aplique sus atenciones en zonas más efectivas, le confieso mi insensibilidad sexual en esas misteriosas estructuras atávicas. Por cierto, un hombre pude sufrir de cáncer de mama y suelen ser muy agresivos.

Pero hablando de cosas más agradables, recuerdo una chica que trabajaba conmigo, que tenía siempre aventuras extraconjugales y un día me comentó que seguía con su marido, entre otras cosas, porque le sabía estimular los pechos hasta alcanzar unos orgasmos descomunales. No está mal!

Bueno ocho, me temo que no suele haber simetría entre senos anunciantes y culo anuciado...

eisha dijo...

buenos dias, lo primero =) despues felicitar-os por el blog, y aunque digo que no me gustan los azotes, ultimamente he tenido que reconocer a mi Señor, que voy entrando por el aro, ainss. Bueno, mi Señor me invita a presentaros mi blog, así que nada más. Buen día, y gracias. http://esclavadelsol.blogspot.com/