viernes, 17 de marzo de 2006

Las razones del spanking


Autor: Paddledom Magistral

He pensado alguna vez acerca de la variedad maravillosa de azotes y los resultados variados que se pueden lograr con ellos. Mezclándolos con el cuidado cariñoso y las circunstancias apropiadas, pueden ser una mejora psicológica poderosa en muchas áreas diferentes. Por ejemplo:

1) En el Juego. ¡El juego de los azotes es divertido! Pueden causar risa, incluso risa tonta. Si se hace suavemente y no con mucho dolor... sino apenas un estímulo, mezclándolos con caricias, cosquillas y roces son una diversión muy sencilla. Profundizan una relación y normalmente son el preludio al sexo y a la intimidad.

2) Eróticos. Los azotes eróticos se utilizan para aumentar en la sumisa la respuesta sexual y puede de hecho llegar a ser bastante severos y genuinamente dolorosos. ¡El dolor puede aumentar la respuesta sexual en una sumisa experimentada y llevar el orgasmo del Amo a alturas increíbles! Este dolor se puede interpretar como el placer más exquisito, y los gemidos y la respuesta sexual profunda son normales. Generalmente para parejas... bastante experimentadas los azotes pueden ser una especia que aumento el sabor sexual. Es normalmente una respuesta aprendida, la de gozar con el dolor.

3) La corrección de la Conducta. Exactamente como los azotes que te dieron cuando eras niño. La conducta ha sido inaceptable y los azotes se dan como un recordatorio de que esta conducta no se tolerará. Puede que la sumisa no se hubiera dado cuenta de que esta conducta no era aceptable, y puede que no se sienta culpable por ello. Los azotes son un medio de corrección y control de la conducta. Expresan la desaprobación del Amo.

4) El Castigo. Semejante a lo expresado anteriormente, con la excepción de que algo genuinamente perjudicial se ha producido. El castigo es desagradable y los azotes realmente pueden incluso causar heridas. El objetivo es permitir a la sumisa sentir que se ha impartido justicia para que el perdón sea posible. Son el final de una situación desagradable. Generalmente son seguidos por abrazos y besos y por el perdón verdadero. Se usa para “limpiar” la relación.

5) La Terapia de la Culpa. Situaciones a veces dolorosas del pasado han dejado un sentimiento de culpa y tristeza. La sumisa no tiene forma de tratar esas heridas emocionales y la culpa perturba su sensación de bienestar y felicidad. En este caso, la terapia de los azotes se puede aplicar, combinada con la discusión y los abrazos compasivos. Permiten que la sumisa "pague su deuda" y limpie su corazón. Requiere normalmente varias sesiones de trabajo, pero el resultado maravilloso es poner fin a esos sentimientos y aliviar la culpa.

6) La Relajación. Generalmente se hace en la cama con la sumisa relajada en el regazo. Los azotes son apacibles y se pueden combinar con el masaje profundo y los golpes suaves de los dedos que traen la relajación y la paz. Estos azotes aliviarán las tensiones y los músculos y se usan para dar bienestar y mimos. Es casi como un masaje. Se puede estar una hora azotando así y llevar a la sumisa al cielo con una apacible sonrisa en su cara. ¡Unos buenos azotes son mejor que un Valium!

7) Dar calor a la sumisa. Magníficos para un resfriado o para una noche fría. No hay nada semejante al resplandor de una sumisa que siente ese calor y después abrazarla bajo las sábanas para llenar también de calor su corazón y de hormigueos su trasero. Será una sumisa satisfecha, feliz y cálida.

8) Aliviar... Esto puede parecer una paradoja... ¿unos azotes para consolar? He visto momentos en que una sumisa ha hecho algo malo o ha tenido un día horrible y se sentía solitaria y mal interiormente. (La sumisa puede pedir ser azotada en estas circunstancias), en este caso unos azotes compasivos alivian la tensión emocional y hacen que el mundo parezca estar en su sitio de nuevo. La sumisa siente que el Amo se interesa por ella, que la ama y en eso halla el consuelo

Los instrumentos usados varían...hay tantos... la mano, paletas, látigos, correas, varas, fustas, etc.

Azotes felices a todos. :-)


Este artículo ha sido escrito por Paddledom Magistral, y traducido libremente por A. S. para un Rincón del Paraíso.
http://www.unrincondelparaiso.galeon.com/primera.htm

2 comentarios:

Ana K. dijo...

Me gustaron mucho las razones que da el autor. Pero olvidó decir algo: que el spanking, al menos para mí, debe de ser un acto de amor donde el spanker demuestra el cariño que siente por su spankee y aprecia la entrega y la confianza que este/a le da, al dale a su cuidado la parte más vunerable de su físico. Es de ida y vuelta para ambas partes y eso es un acto de amor. Al menos esta es mi opinión.
Ana K.

Fer dijo...

Estoy de acuerdo con tu comentario, Ana K., es cierto que el spanking se beneficia mucho cuando existe calidad emocional, afecto o amor en todas sus modalidades, desde amistad hasta amor de pareja.