jueves, 9 de marzo de 2006

Nalgadas castigo y sensualidad... juntas?

Expone: gavi


Bueno... paralelo al aspecto visual del sexo o no sexo en el juego de las nalgadas... en el cual parece haber un consenso en cuanto a que no se deben mezclar sexo Y nalgadas todo junto... o uno o el otro o uno primero y después el otro... entonces no resulta apreciada la visión de caricias y besos sexuales durante el spanking.

Pasando de la vista en fotos y demás gráficos a la práctica diré que me sucede lo siguiente: después de haber sido una acérrima defensora y practicante de las nalgadas castigo... en las cuales una se queja y patalea y pelea y no se deja... y el Spanker controla... domina... somete y regaña... y de haber sido toda esta actividad y seguirlo siendo... altísimamente excitante para mí... he incursionado... muy excitantemente también... en un híbrido!! jaaaa!... de nalgadas castigo con nalgadas sexo y vuelta al castigo y vuelta al sexo.

Herejía!!... porque entonces ¿¡qué pasa con el rol!?... ¿estás metida en un rol delicioso de niña mala regañada y castigada y, de pronto, eres tratada como una mujer?... qué pasa en la cabeza con ese cambio?

Lo que mi experiencia me permite decir es que... no pasa nada... ¿por qué? porque la mujer nunca ha dejado de estar y de ser una mujer... aunque esté boca abajo con el culete expuesto recibiendo nalgadas y pataleando y peleando... porque a esta mujer le gusta ser tratada como niña... pero sabiendo y estando segura que el Spanker lo siente igual... que una niña no lo es. Así que... tal vez con una capacidad de mutación asombrosa... ¡o no!... puedo pasar de sentirme la niña deliciosamente castigada a la mujer sensual... y después quedarme en la mujer sensual... ¡siendo deliciosamente castigada! j¡a!

Yo misma encontraba de flojera una azotaína sensual... ¡y lo sigo haciendo!... me siguen haciendo falta el regaño... la dominación... etc. ... sin embargo este hibridito que he descubierto... ¡no me disgusta nada cuando sucede! Así que... ¡¡que vivan las nalgadas de castigo!!... siguen siendo mis reinas... pero también!... ¡que viva la mujer que goza de las nalgadas recibidas como mujer!

¿Encontraré algún otro Spanker o spankee que puedan desrolizarse así?... o voy preparando mi pira de leña verde :)

1 comentario:

Fer dijo...

Siempre me gusta el acercamiento a la realidad del spanking y sus múltiples variantes del cual es capaz gavi.

Este artículo nos hace pensar en los roles y en nuestras barreras mentales.

Tal vez tenemos que ser mucho más heterodoxos a la hora de entregarnos al placer.