martes, 12 de junio de 2007

Azotes y termómetros



Autor: Fer

“Tengo la fantasía que me toman la temperatura rectal, previo tocamiento
de mi anito con cremita un enfermero me mete un termómetro en la colita
y tras algunos minutos me lo saca... de ahí me anuncia que me va a
inyectar un antipirético y yo me pongo nerviosa y él me palmea la
colita diciéndome que me esté quieta y tranquilita...”
La cita corresponde a un post de algunos meses que publicó Agripina Uriol en el tablón de Yahoo Nalgadas y Azotes. Naturalmente ella nos ha autorizado a reproducir aquí y me sirve para hablar contigo de azotes y termómetros.

En un artículo de hace bastante tiempo hablábamos de la estrecha relación entre spanking y erotismo anal, creo que de este vínculo no hay prácticamente ninguna discrepancia. Ahora bien, el ano, el recto se pueden estimular de muchísimas maneras y la introducción de una pequeña barra de cristal con el fin de comprobar su temperatura puede no entusiasmar a todo el mundo.

Sin embargo, al igual que en el spanking en la toma de temperatura rectal hay varios elementos especiales para ambos participantes del juego. Igual que los azotes es un juego de cesión de poder, donde una de las partes es activa, “da órdenes” y lleva a cabo un acto “por el bien” de la otra persona, mientras la otra parte debe acatar las instrucciones impartidas que – como todos sabemos – siempre son “por su bien”. Se podría decir que si hay una combinación de ambos juegos la spankee puede ser sometida a una toma de temperatura rectal antes o después de recibir esas siempre merecidas nalgadas. También el acto de introducir un termómetro en el ano de una mujer adulta y tenerla unos minutos con el instrumento enterrado en su cuerpo, mientras recibe admoniciones y reconvenciones varias, no deja de ser un tanto humillante y puede despertar la vergüenza de la pudorosa spankee. Y qué decir de la evocación de figuras de autoridad y revestidas de poderes mágicos en el imaginario infantil tales como el médico, la enfermera o esa enérgica tía que nunca faltaba en ninguna familia.

La fría varilla de cristal rellena de mercurio es un estímulo anal delicado que puede ir precedido de un ligero masaje ano-rectal y no deja de ser una inducción de placer localmente excitante.

Además el juego del termómetro puede dar muchos argumentos a la comedia que se establezca entre spankee y spanker. Falta de cuidado de la salud, resfriados por dormir con ropa excesivamente ligera o bien trasnochadas y francachelas que deterioran la salud de la spankee.

En las páginas de internet que contienen material del tipo “medical” hay muchas fotografías de termómetros insertados, sin embargo se encuentra poco material gráfico de spanking y termómetro rectal. En cambio el termómetro rectal junto con el spanking no es ajeno a algunas narraciones, más en inglés o en francés que en castellano.

En resumen, el juego de la medición de la temperatura rectal de la spankee puede ser muy grato en el contexto de los juegos de azotes, siempre y cuando a ambos jugadores les resulte estimulante. Al igual que otras prácticas sexuales poco ortodoxas, el termómetro puede resultar un gran descubrimiento.


Aprovecho para desearle a nuestra amiga Agripina que encuentre pronto a su diligente enfermero. Otro día te hablaré de supositorios, inyecciones y enemitas ¿si?

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Sí que puede ser muy excitante, pero hay otros tipos de termómetros. Me impone mucho pensar en un accidente con el cristal y el mercurio, no lo usaría nunca en el ano, ni en juegos eróticos ni en los bebés, que hay quien aún lo usa.

Ada.

Anónimo dijo...

Pero...si a alguien le gustan...que se haga con provisiones porque creo que la Comunidad Económica Europea los ha prohibido.

Ada.

Tane dijo...

Aceptamos termómetro de otro tipo como juguete erótico, es cierto que son un poco peligrosos siendo de cristal. El mercurio, en caso de derramarse es tremendamente toxico y puede contaminar cantidades enormes de agua.

Yo, que como mucha gente sabe, soy una pervertida, he disfrutado a lo largo de años con los jueguecitos con termómetros, hoy en día sigo haciéndolo, incluso cuando estoy enferma de verdad es algo que disfruto...Dr. qué me pasa?

Dave dijo...

A thermometer in the bottom--well, it's a lot more accurate, am i right?

:-))

Dave

Tane dijo...

Yes, u r...

Xxx

Cometospk dijo...

Yes Dave, rectal temperature is the most reliable measure of body temperature. Why? I´m not a doctor, but I think is better than place the thermometer in armpit because inside the anal zone is more difficult to moves out and touches the clothes which can interfere in right measurement

spankadistancia dijo...

Yo no se como hacerlo, por que nunca tengo fiebre y Gio siempre con que el termómetro y que es por mi bien y por mi salud y no se que mas...
creo que es un fetichista..

(JIJIJIJI)

besitos

spankadistancia

Agripinauriol dijo...

Hola:

Me gusta la forma en que enfocas mi fantasía.

Me parece que utilizar el termómetro con cuidado ya sea para juegos o para una medición de temperatura realmente necesaria es algo muy seguro, de todas maneras con respecto a los comentarios que me ha hecho llegar tanto a mi correo como a tu blog:

- El peligro de un accidente con el cristal es mínimo, los termómetros, aún si son los baratos tienen una cubierta de seguridad que hacen que no se rompan facilmente. De todas maneras se debe insertar con cuidado y siempre el ano debe ser previa y liegeramente lubricado.

- En el caso de los bebes, y de niños y adultos cooperadores no hay ningun peligro siempre y cuando el paciente se mueva poco, de todas maneras puede ir una mano sobre los glúteos de tal manera que el termómetro quede entre los dedoa pulgar e índice, o índice y medio. Con esta sencilla medida se da mayor seguridad a evitar accidentes y se controla que le paciente no "ajuste" es decir no apriete en exceso sus glúteos lo cual podría llevar a que se marque una temperatura ligeramente mayor.

- Si el termómetro se inserta en el recto es muy seguro en el improbable y temido caso que se rompa ya que el mercurio se limpia muy facilmente con papel higienico o con papel toalla. No sucede lo mismo si el accidente ocurre en la boca.

- Con respecto a los que nunca se toman la temperatura porque nunca enferman deben saber que a veces una fiebre es muy leve "febricula" se da enfermedades crónicas como enfermedades cardiacas, tuberculosis o cancer. La temeratura mas exacta es la rectal.

Saludos.

Dave dijo...

I agree. it is a lot more accurate. I am going to be doing another feature soon on this, ummm, hot topic, so stay tuned :-))

Dave

Dave dijo...

p.s. the foto you featured from badtushy is one of my favest photos of all time. The other one i have never seen before, and is very hot as well!

Erotica Dominacion dijo...

Hola Fer:
Que buena entrada, !Felicidades!
Quién no ha jugado a médicos y enfermeras???
Y por favor, no nos pongamos tan serios, lógicamente el termómetro es la excusa, principio o detonante para el juego, si no lo considerais seguro, se puede sustituir por algún objeto parecido e imaginar que se trata de el.
Por cierto Fer... supositorios, inyecciones y enemitas... ufffff, que bien suena, espero que no tardes mucho en escribir sobre ello y así ampliar o darnos ideas a nuevas fantasías, me encanta ser Doctora ;)

Un saludo.

Erótica Dominación

Anónimo dijo...

Me encanta la combinación spankig-termómetro y viceversa La foto de la negrita es deliciosa y el video de donde sale es de los mejores sobre el tema. Un saludo

Pit

Anónimo dijo...

es muy lindo que te tomen la temperatura anal, si tenes algo de fiebre llega enema y luego los supositorios y sinno te deja poner llegan tambien los azotes