jueves, 31 de octubre de 2013

Halloween

Halloween, es la palabra contraida, de All hallow’s eve, vispera de todos los santos, y aunque la conocemos como una fiesta americana, realmente esta celebración, es una mezcla de tradiciones que los emigrantes irlandeses llevaron a América.
Halloween, tiene un origen celta y otro romano. Para los celtas el 31 de octubre era la ultimo día del año. Estos se vestían con pieles de animales sacrificados, con el fin, de no ser descubiertos por los espíritus, que según ellos, esa noche recobraban la vida, y de aquí vendría la tradición de disfrazarse
Con la conquista Romana se incorporarían dos celebraciones más, una en la que se rendía culto a los muertos y la otra como festival de la cosecha, su nombre, Pomona, se debe a la Diosa de los frutos (manzana), por lo visto otro de los juegos famosos  de Halloween,  es el de morder la manzana

El porqué de una calabaza hueca en forma de farolillo.
Pues todo se debe a una leyenda irlandesa, que nos habla, de un tipo llamado Jack o Lantern. Este Jack era todo un golfo, borracho y jugador que se pasaba el día tirado bajo un roble. Resulta que un día se le presenta Satanás con la intención de llevárselo al infierno, pero Jack retó al diablo a que trepara al roble, y cuando este estaba en la copa del árbol, Jack dibujó una cruz en el tronco y así el demonio no pudo bajar. Jack hizo un trato con el demonio, lo dejaba bajar si nunca más lo tentaba con la bebida y el juego, y el diablo aceptó.
 Pero  cuando Jack murió no pudo entrar al cielo, ya que sus pecados anteriores eran muchos, de modo que pensó, bueno, pues me voy para el infierno, pero el demonio ya no podía quedarse con su alma, así que tampoco podía quedarse allí. Su único destino era vagar sin rumbo hasta el día del juicio final, por lo que Satanás le dio un carbón encendido que iluminase su camino, y Jack lo metió dentro de un nabo, para que no se le apagara. A partir de entonces, Jack, el de la linterna, pasaría las noches yendo de granja en granja, amenazando a los granjeros con su “truco o trato”, y más le valía a estos hacer el trato con Jack, o de lo contrario, una maldición caería sobre sus granjas.
Llegan los irlandeses a América y descubren que las calabazas, eran mucho más abundantes que los nabos, por lo que empezaron hacer sus faroles con ellas, con el propósito de ahuyentar los malos espíritus.
raven red
Lo de pedir caramelos no tiene nada que ver con Jack o leyendas irlandesas, pero si, con el homenaje a los difuntos. En el siglo IX en Europa, el día 2 de noviembre, los cristianos mendigaban por las casas “soul cakes”, (pan con pasas), y cuantos más dulces recibieran, más oraciones rezarían por los parientes muertos de sus benefactores.

Así que, muy resumidamente este es el origen de esta fiesta, que salió de Europa hacía América y años después, volvemos a importarla de nuevo, eso sí, mucho más animada y divertida.
Como ya sabemos, los disfraces que triunfan esta noche, son los de fantasmas, brujas, esqueletos, monstruos, zombis, y este último, podría ser el más adecuado  a los spankers, por todas las posibilidades que ofrece. Puede ser el zombi de un jugador de ping pong, que te persigue con su paletita por toda la casa, y ¿que tal? un jinete sin caballo pero eso sí, con fusta, también podría ser el zombi de un cocinero con su cuchara de madera, y como no,  un antiguo director de instituto y su inseparable y temible, regla!! Todo depende de la imaginación y el personaje o implemento, que más os guste.
Así, que para todos aquellos que celebráis esta fiesta, espero que lo paséis !!escalofriantemente bien!!

Autor: Marita Correa

3 comentarios:

amigospanko dijo...

Feliz spankohalloween a todos!!

ohma dijo...

Feliz Halloween o Samain, Marita!!
Muasssssss, preciosa.

marita correa dijo...

Gracias Ohma, espero que tú también pasaras una noche estupenda.
Muchos besos