domingo, 4 de agosto de 2013

Instrucciones

Autor: Marita Correa


Instrucciones, esas órdenes directas y tajantes que el/la spanker dicta antes, durante y después de la azotaina,  que la/el spankee, asume con resignación o rebeldía y que nos hacen admirar la portentosa e inagotable imaginación del spanker.
No tiene precio ese manojo de nervios que siento en el estómago mientras  tumbada en las rodillas de mi compañero de juegos, espero con ansiedad que termine de regañarme para sentir ese primer azote impactando sobre mi trasero.



Elegir el implemento con el que voy a ser azotada también hace que el juego sea mucho más sugestivo. Agradecer cada azote o contarlos, sabiendo que  equivocarse te traerá consecuencias, despojarte de la ropa poco a poco, o
que sea él quien te la arranque, interpretar un rol, arrodillarse en el rincón, sentarse en un duro banquetillo después de ser azotada, terminar las tareas domésticas tan sólo con un
delantal mientras el observa tu trabajo y tu culo colorado, todas esas órdenes y unas cuantas más hacen que el juego se vuelva aún más apasionado,  disfrutemos de los azotes y el deseo nos desborde!!