domingo, 13 de mayo de 2012

Algo de Historia y un poco de Spanking

Autor: Marita Correa


Hace unos días en un programa de radio hablaron brevemente sobre una dama del renacimiento que llamó mi atención, Diana de Poitiers, de la que se decía que no envejecía, y que fue la amante de un rey 20 años más joven que ella.

Se decía que el secreto de su juventud era el oro líquido que consumía, de hecho, sus restos fueron estudiados en 2008, y el posible motivo de su muerte fue una anemia producida por una grave intoxicación de este oro líquido.

Me pareció fascinante, así que la busqué en internet, para saber más de ella.
 
Os cuento brevemente su cautivadora historia:

Diana de Poitiers

Símbolo del culto a la belleza que representa el renacimiento.
 
Nació en 1499 y hasta los 40 años de su vida, esta había transcurrido sin escándalos ni sucesos extraños, casada y con casi total seguridad fiel a su esposo.

Había despertado la admiración del monarca Francisco I de Francia, sin embargo fue su hijo Enrique el que cayó totalmente enamorado de ella con tan solo 10 años, ella tenía 20 más que él.

Ella consintió el enamoramiento, pero no las relaciones físicas, hasta la muerte de Francisco I.
Para entonces Enrique III,  por razones de estado, estaba casado con Catalina de Medicis. Esta  no estaba dispuesta a consentir esta relación, pero ante la sospecha de ser Catalina estéril, Diana le mandó a sus médicos, los que la ayudaron a tener hasta 10 hijos, y por ese motivo Catalina estaría en deuda con la amante de su marido

Cuando Diana tenía 60 años, el rey moría a causa de una herida en el ojo en un torneo y  Catalina como venganza prohibía a Diana visitar a su amado en su lecho de muerte. Pasó entonces a llevar una vida apartada de la corte, viviendo en su castillo, hasta su muerte. (www.cecilgotia.com)



¿Y que tiene todo esto que ver con el spanking? Pues sí que tiene…




Porque tan sólo unos días después, viendo unos dibujos de spanking, uno de ellos me dejó  boquiabierta, ya que representaba a la misma Catalina de Medicis, y de nuevo me puse a investigar y es conocido el hecho de que a esta dama, le gustaba azotar a sus criadas

3 comentarios:

amigospanko dijo...

No hay como una buena "lección" de Historia!!

isabella dijo...

Vaya con Catalina! Con un carácter tan dominante, debió fastidiarle mucho no poder zanjar esa relación.

Ana Karen Blanco dijo...

No hay nada mejor que una "buena" lección, tío Fer! De historia o de lo que sea! jajajaaaaa