viernes, 11 de marzo de 2016

Un castigo de mierda

Me dices que hoy no me vas a castigar, que no voy a tener esa satisfacción, aunque por supuesto sabes, que te he estado tentando toda la semana con mis caprichos y mi lengua viperina.
Te muestras presuntuoso  diciéndome que no recibiré “el premio” a mi mal comportamiento y que no acabaré con el culo rojo, ni siquiera habrá rincón, tampoco me retorceré sobre tus rodillas, ni habrá consuelo en nuestra cama.
Te vuelves a poner pesado con lo de que he acabado con tu paciencia y merezco un escarmiento.Y me cuentas, que simplemente me vas a ignorar, parándome los pies de una vez, porque me conoces, sabes lo que necesito en cada momento, y esta vez no me voy a salir con la mía.
Y con tono orgulloso y encima arrogante vas y me sueltas: Que hoy voy aprender lo que es un castigo


  

 Autor: Marita Correa


5 comentarios:

Escorpi69 dijo...

El peor castigo es...que te ignoren, que pasen de ti.

gavi dijo...

Ja! Ése, no es un spanker, que se dedique a otra cosa. 😄

Anónimo dijo...

Pah, no debe haber peor castigo. O tal vez sea un reto para mejorar nuestras"habilidades", je.;)

Julia III

Rode Soyyo dijo...

¡¡Joooder!!! ¡Pues vaya mierda! No puede haber algo más frustrante y que enfade más que que te ignoren, después de pasar toodo el tiempo buscando sus reacciones.
Desde luego es un castigo... Pero.. No sé yo si la reacción que él busca en ti va a ser la que tú des. Porque yo diría... Hasta luego. JUM. Cuando quieras azotarme, me buscas. (A ver, sé que no..Pero..urrrrff).

BUf... ¡¡¡me ha cabreado hasta a mí!!!

Un besote, Marita. Espero que se le pasara rápido la tontería.

amigospanko dijo...

Terrible!!