martes, 10 de septiembre de 2013

Cuando ella es la Spanker

En el post,  Mejor amiga, mejor spanker, Fer nos preguntaba, si habíamos pensado alguna vez en ser azotadas por nuestra mejor amiga. A mi desde luego no se me había pasado por la cabeza, y solo de pensarlo me entra repelús. Pero ya sabemos que las escenas tórridas entre Damas son una de las fantasías más comunes entre los señores, ya sean eróticas, luchas de barro y como no los azotes.
woodshed of wonder
Y es a las spankers femeninas a quien va dedicado este post. No tengo la fortuna de tener amistad ni tan siquiera charlar y cambiar opiniones con alguna de ellas, así que de lo único que puedo hablar es de la impresión que saco al ver vídeos comerciales o caseros por Internet, y lo primero que me asombro es de la energía y fuerza que tienen al administrar el castigo. Incluso las de aspecto más frágil y manos pequeñas, ¡¡Hay que ver cómo se las gastan!! También me llama la atención que cuando tienen que disciplinar a un chico y a una chica en la misma escena, ponen mucho más entusiasmo en el culo femenino ¿Exigencias del guión? o ¿Entra también en juego, esos celos y rivalidad que siempre dicen existir entre mujeres?
Muchas spankees utilizan sus mejores tretas con su spanker masculino, en forma de pucheritos y carita de víctima y toda clase de excusas y súplicas para intentar librarse del castigo, sin embargo pocas veces estas artimañas funcionan con las féminas, estas no son manipulables y no se dejan conmover con falsos ruegos  y lágrimas de cocodrilo. 
En vídeos comerciales las spankers se toman muy en serio su papel, ellos se relajan más y necesitan su tiempo para reñir a la chica o masajear y acariciar las nalgas de la castigada, incluso con algunos de ellos, el tiempo muerto es mayor que el del castigo, no es el caso de las féminas, no necesitan callarse mientras azotan y a veces pueden ser tremendas, no se cortan un pelo a la hora de azotar duro, ya sea con mano, cepillo o cualquier otro implemento. 
Así que spankees, mucho cuidadito, si inocentemente, vuestro chico os propone una sesión con una dama spanker y pensarlo dos veces, antes de decir SI, porque vuestras nalgas os pueden reprochar por mucho tiempo, tanta valentía.
video
Autor: Marita Correa

4 comentarios:

rafaelo spanko dijo...

Este post me ha gustado mucho Marita.
La verdad que el blog va subiendo dw nivel cada dia.

marita correa dijo...

Gracias rafaelo por tus amables palabras, ya sabes que es un placer tenerte por aquí.
Besos

Cometospk dijo...

Pues hay una Sra. o srta. llamada Kelly Payne y su cuadrilla de acólitas spankers que le ponen mucho entusiasmo y poca piedad al movimiento de su brazo cuando de traseros masculinos se trata. Aunque he de decir que son muy equitativas, dejan los culos femeninos y masculinos como tomates maduros...
Para muestra, un botón http://www.tantrumtrainers.com/openingintrononmemebers/girls/index.html

marita correa dijo...

Cometo, sin ninguna duda, prefiero las manos masculinas, son mucho mas dulces!! Gracias por enlace, un beso