martes, 2 de julio de 2013

Lléname de ti

little bird kneels

Entras en la habitación, donde te espero desnuda tumbada en nuestra cama, "Te ves hermosa" me dices, con ese tono de voz firme y seguro que me hace estremecer.
Tu mano empieza  a deslizarse cálidamente por mi  cuerpo, tomándose su tiempo en acariciar mis nalgas, hasta que el primer azote me sorprende.
Continúas a buen ritmo, calentando mi trasero lentamente, tu mano incrementa el compás y la intensidad, que se acompañan con la música de mis gemidos.
Cuando ves que mis nalgas tienen el rojo apropiado que tanto te gusta, te tumbas sobre mi, y me recuerdas al oído que te pertenezco, mientras siento que mi deseo no puede ser por más tiempo contenido y te suplico que me llenes de ti.
Autor: Marita Correa

1 comentario:

Noa Doménech dijo...

Precioso Marita, entiendo todas esas sensaciones que has descrito a la perfección!

Un beso