martes, 31 de julio de 2007

Cosas que hace una sapankee por darle gusto a su spanker



















Autor: H.

Me venía rondando la idea hacia tiempo, le pregunté a una amiga y me contó como lo hacía ella y que no era tan complicado. Estaba en el cuarto de baño y me decidí, disponía de una media hora toda entera para mi (cosa inusual).


La primera complicación vino al intentar cambiar el cabezal de la maquinilla de afeitar de mi santo, estuve por meterme en internet y buscar en Google el libro de instrucciones. La verdad es que solo cabía una posibilidad que con un poco de tesón terminé encontrando. Puesto el nuevo cabezal me metí en la bañera, ya que era ahí donde mi amiga decía que era más sencillito. Claro que no le pregunté por la disposición de los elementos de su baño (mi mala memoria no me permite recordar como está distribuido) y es que me encontré con que no tenía luz suficiente y ni un solo espejo a mano. Todos esos lujos se encuentran alrededor del lavabo.

Primero impregné la zona con crema suavizante para el cabello (siguiendo las pautas que me habían indicado) después lo retiré y me pasé a la espuma de afeitar. La primera duda era ¿en la misma dirección del nacimiento del vello o al contrario? La verdad es que la respuesta no me serviría de mucho, no sé en que dirección crece el vello púbico.

Metida ya en faena estaba diseñando quedar un lindo monte de Venus en forma de triangulo. Nada más lejos de la realidad, no había forma de que cuadrara nunca por lo que decidí arrasar y dejar el monte peladito. Y ahora había que profundizar el rasurar lo que más miedito me daba, los labios.

Me tuve que guiar por la intuición puesto que por más que lo intentaba no llegaba a verme (hay que poner un espejo por aquí cerca). Pensé, tranquila hija, sigue tus conocimientos de anatomía femenina y aunque no veas seguro que lo harás bien. Pero pertenezco a una generación en la que te podían enseñar la lista de los reyes godos pero ni hablar de anatomía y muchísimo menos de la femenina.

La solución era rasurar en todas las direcciones posible y luego pasar la mano para detectar alguna irregularidad. Me estorbaban las piernas, los tendones, los labios… qué poco espacio para maniobrar. De ésta termino contorsionista

La traca final fue la sorpresa que me llevé al secarme la zona. Tenía puntitos de sangre. Me había cortado en más de un lugar. En algunas ocasiones le había visto a mi santo ponerse trocitos de papel higiénico. ¡Ea! manos a la obra, parecía un puzzle a medio terminar o un adolescente el primer día que se afeita la barba

Hay que ver las cosas que hace una spankee por darle gusto a su spanker



P.d.: ahora he leído en internet que es mejor ir a un especialista la primera vez. Hablan más de depilación con cera caliente o en todo caso con maquinillas de afeitar diseñadas para mujeres. Si la experiencia es un grado, ya lo decía mi padre








12 comentarios:

Tane rasurada dijo...

Acabas de conseguir una fan...

Este relato, casi igual , podría haberlo escrito yo misma, solo que yo salí indemne. Si te consuela, he de decir que ahora lo hago casi sin mirar y me queda igual de bien.

Yo no lo hago solo por dar gusto al spanker, me gusta más a mi misma el aspecto final.

Fer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Vitabar dijo...

Celebro que no todas sigan las tendencias de la moda. "El amor me gusta sin pelos", y el spanking también, claro.

Dave dijo...

I really need to learn Spanish, or get this page translated! lol...oh well.......
:)
dave

hache dijo...

Y a ti quien te ha dado esos consejos??? Te fias de cualquiera eh...

¡¡¡ENHORABUENA POR TU ARTÍCULO!!!!

Una de Tantas dijo...

Hay unas maquinillas estupendas de la marca Gillette y del tipo Mach III que son estupendas, no te cortas nadita. Para mi gusto y poca flexibilidad, prefiero hacerlo de pié con una pierna sobre un taburete, en el taburete el espejo (que tiene su propio pié y es orientable) y así poco a poco...

¿Soy la única que una vez rasurada no consigue apuntar el chorrito? (Lo sé Fer, ésta es una pregunta un poco escatológica)

Chise dijo...

Uis, pues ahora te queda la mejor parte ¡como pica los días después cuando la cosa empieza a salir de nuevo! Nada mujer, ya verás como al final se pilla práctica, que luego ya ni espuma ni cuchillas especiales ni ná, te acostumbras a darle un repasin cada mañana en la ducha y queda la mar de mono :-D

h dijo...

Muchas gracias a todos por sus comentarios y la paciencia de haberme leído.
Pd.:como acordamos me enviáis el nº de cuenta a mi correo para que os haga el ingreso por la participación (recordar que era por palabra...eh....) En el caso de Tane que incluya su fecha de cumpleaños (para una fans que tengo... la tendré que mimar)

Anónimo dijo...

Para despues y para esos puntitos hay una crema de aloe vera que va genial, y ademas refresca bastante. Y cuando empiezan a picar, mucho guante de crin y polvos de talco y un nuevo repasito. Al final te acostumbras y no molesta nada.

Y unadetantas tiene razon, luego no hay manera, es complicadillo, si. Pero queda tan mono¡¡¡¡¡

Anónimo dijo...

Ay, que se me olvido lo principal¡¡¡¡¡¡ El articulo genial, agudo, divertido y muyyyyyyy realista. La de gili.... que hacemos, pero en el fondo nos gustan, verdad???

Besos.....

Tane la fans dijo...

No hace falta el regalo cumpleañero, me gustó el artículo así que te quedas con la fans de gratis.

Beso

Anónimo dijo...

Parece que gavi, H y tane no siguen las tendencias de la moda e insisten con peligroso rasurados integrales... no sé si las lesiones las cubre la seguridad social... en todo caso luego hay que practicar una cirugía estética genital y eso sale muy caro.
# artículo colgado por Fer : martes, 31 julio, 2007