jueves, 18 de mayo de 2006

Sin orden ni concierto

Autor: Fer

Todo requiere un orden y un método en esta vida. El spanking en especial. He aquí, en este largo video de casi 10 minutos un ejemplo de un spanker que se organiza, digamos, regular.




Solamente hacia el final parece que se aclara un poco. Las modelos son muy guapas, aunque su actuación parece algo forzada, al igual que la del spanker, que no sé si pertenece al prototipo de spanker gruñón y reaccionario que describía Mayte en su artículo.

Muchas veces con los videos comerciales lo que ocurre es que la sensación, pese a los hermosos culitos rojos, es de gran artificio y poca naturalidad. Tampoco me gusta el entorno que es una especie de graraje convertido en guarda-muebles.

No todo es crítica ya que las palmadas son reales y los culos van enrojeciendo paulatinamente, por otra parte el famoso doble spanking, sueño de todo spanker de pro aquí se produce. Otro detalle encantador es el vestuario de las chicas, especialmente esas blancas y completas braguitas que las adornan.

1 comentario:

Ana Karen dijo...

Uffff... después de leer el artículo me he quedado con las ganas de ver el video, pero nada!! En fin, creeré en la palabra del autor e imaginaré que estuvo muy bueno. Lo único que no me gusta son las bragas completas, blancas y aburridas!!

Ana Karen