martes, 12 de abril de 2016

Spanking & Jeans


Autor: Fer

Se dirá que los Spankers somos contradictorios en nuestos gustos. O peor aún, caprichosos y arbitrarios, como alguna spankee audaz se atreve en virtual a calificarnos. Pero la vida pese al problema mononeuronal del Spanker no es solo blanco (color predilecto de braguitas) o negro (segundo color predilecto de braguitas) sino que existe una rica y extensa gama de grises de matices que hacen que la vida sea una fiesta rica en colores en presencias y en ausencias.

Sí, hoy nos atrevemos a hablar inspirados por esta excelente fotografía, de una sesión en que la sorpresa es que la spankee no lleva bragas ¡Solamente sus vaqueros, tejanos, blue jeans o como quieras llamarlos! debajo nada la piel desnuda y preparada para recibir el cruel azote, las palmadas las nalgadas o como quieras llamar a ese castigo tan natural y tan sano que está a punto de recibir sobre las rodillas del Sapnker.

Qué maravilla ese trasero vestido en denim o mezclilla que pronto liberado de esa segunda piel estará expuesto a los elementos, es decir el aire, la luz y la palma de la mano de un severo Spanker.

Muy probablemente, esta zurra que recuerda un tipo de castigo que es el de azotes con pijama sobre el cual querría hacer un post, luego tendrá consecuencias más dolorosas al volver a subir el tejano sobre la piel enrojecida e irritada por el justo castigo.

¿Lo has probado?

3 comentarios:

gavi dijo...

Sip, puede ser algo incómodo volver a subir los jeans. Nousta... jm.

amadeo y anak dijo...

No, no probé, pero estoy dispuesta a hacerlo...
Algún Spanker interesado??

anitaK

marita correa dijo...

Sí, lo he probado. Grrrrrrrrrrrrr