miércoles, 20 de noviembre de 2013

Una foto sencilla

Esta fotografía, es una de las primeras que llamó mi atención cuando descubrí el spanking en internet. No recuerdo de donde la saqué, eran los primeros días de mi descubrimiento y ni siquiera sabía lo que era un blog. Una fotografía sencilla, nada elaborada, sin embargo, cuanta belleza encierra, ¿verdad?
Fotografías así, ponían a volar mi imaginación y pensaba en cómo se habría llegado a tal situación, ¿habría sido por una mala contestación?, ¿habría llegado tarde a la cena que su suegra les había preparado?, O quizá se habría portado mal, buscando ser castigada. Cualquiera que fuera el motivo, se nota que ya debía estar arrepentida, el color de sus nalgas, indica que el castigo está siendo intenso y su mano está sujeta, lo que quiere decir, que ya ha tratado de detener los azotes. El spanker no admite interrupciones y firme e inquebrantable, sostiene la muñeca de su chica. El controla la situación y solo él decide, cuando el castigo llega a su final.

Autor: Marita Correa

8 comentarios:

Héctor dijo...

Sí que es una foto preciosa: el culo enmarcado, el contraste del pijama rosa con la cabellera negra...
Y, en efecto, es sencilla. Y eso es lo que más me gusta de la estética spanka: su sencillez. En el largo y ancho mundo de las perversiones, ¿hay algo más sencillo que descubrir las nalgas y azotarlas con la mano? Y en la sencillez está la perfección.

ohma dijo...

La sencillez nos hace vivir la escena. Nos vemos reflejados y por eso nos atrae.
Un fuerte abrazo, querida Marita.

marita correa dijo...

Si que es preciosa Héctor, una escena tan típica y familiar, para todos los que disfrutamos de esta fantasía verdad? Y no necesitamos nada más.
Un saludo

Ohma, tienes razón acerca de la sencillez. También imagino a aquellos que todavía no se han "estrenado" y al ver esta imagen digan, "eso es lo que deseo"
Otro abrazo grande para ti,mi bella Ohma.

Anónimo dijo...

Hola, soy una de las que como dice marita "aun no se han estrenado" pero tras un año leyendo relatos, blogs, viendo fotos y dudando (si será esa intensidad lo que quiero, si aguantaría) pues aunque algún azote ha caido, siempre he sido yo la que decia cuando parar. Son estas fotos las que aclaran todo de un plumazo. Pues solo piensas... "ojalá fuera yo". Ahora toca descubrir como pasar de la vida en pantalla y online a la vida real. Bueno, que me en rollo. Solo quería deciros que muchas gracias por el foro, sois unos guía maravillosa para los que empezamos ( o lo intentamos) y enhorabuena por todos los años que llevais!

sm.

Redden Spanker dijo...

Una foto deliciosa. El trasero bien enrojecido, el pijama rosa de la nena resaltando esa parte aniñada de la spankee y su carita hundida entre la ropa de cama intentando esconderse sin exito del dolor del castigo...
Adorable.

marita correa dijo...

Gracias a tí sm, por tu amable comentario. Todo es cuestión de tiempo, yo tardé mas de dos años, no en hablar, si no en atreverme a contestar un mail. Esto del spanking también me ha servido para dejar a un lado la timidez que no sirve para nada y te puede hacer perder buenas oportunidades. Verás que cuando llegué el momento y la persona adecuada, en un principio para probar, luego quien sabe, sabrás reconocerlo.
Un saludo

Hola Redden, la verdad es que el color del trasero es exquisito, ni mucho ni poco, el rojo ideal, jeje, y esa mano sujeta!!, algo que las spankees no podemos evitar, intentar cubrirnos, aunque sepamos que no nos servirá de nada.
Saludos

Evelyn dijo...

Que ricas palabras, liberan el deseo del castigo.
Un Saludo.

Anónimo dijo...

Preciosa foto que nos enseña que debemos. siempre aceptar y entregarnos sin la rebeldia.