lunes, 27 de mayo de 2013

Humor

Autor: Marita Correa
spankingart

Llama a tu marido y hazle venir. De esa forma podrás empezar hoy mismo!!

8 comentarios:

ohma dijo...

Creo que es una buena idea!
Yo a uno que conozco le pondría el culito coloradito, no sé si me excitaría,pero iba yo a dormir con una satisfacción que no veas :)
Besos, querida Marita.

marita correa dijo...

A mas de uno le haría falta, y dejarlo en el rinconcito como el muchachote del chiste!, que momentazo verdad??
Un besazo mi linda Ohma

rafael dijo...

Yo me apunto...

marita correa dijo...

Ay, rafael si tu eres un encanto!! A ver cuenta, que trastadas haces para ponerte con el trasero así, en el rincón??
Un beso guapetón, bueno, venga y un azotito, aunque no sea lo mio!!

Héctor dijo...

Me encanta el dibujo. Para empezar, el morbo y la fascinación que da la FemDom. Luego, que la mujer del castigado quiera enseñar a la otra es un buen detalle. También está lo que comenté el otro día en el blog de chimauri: que nada de cadenas ni de máscaras, la mejor muestra de sumisión es la desnudez de cintura para abajo.Y los colores. El rojo vivo de las nalgas del interesado, desde luego, pero también la ropa de ellas, pues una lleva una blusa rosa y la otra un vestido morado, los colores femeninos por excelencia.
El dibujo es muy sugerente e inspirador. Primero, qué ha hecho el hombre para recibir tal castigo, y segundo, la noche qué van a pasar los cuatro personajes, sobre todo el marido de la segunda mujer.
Vamos, una delicia de dibujo.

marita correa dijo...

Hola Héctor!
Me parece muy interesante y estupendo el análisis que has hecho sobre este dibujo. Me llamó la atención por ver a un hombre castigado en una escena que parece de los años 50, cuando la mujer estaba totalmente supeditada al hombre, lo que lo convierte en toda una joyita!!
Besos

Héctor dijo...

Me alegra que te haya gustado mi comentario. Echando otro vistazo al dibujo, he imaginado que el hombre vuelve del trabajo con la esperanza de que su mujer ya le ha preparado la cena, y se coge el gran cabreo al encontrársela de tertulia con la vecina, pero antes de poder decir la segunda frase de queja, se encuentra a culo pajarero sobre las rodillas de ella, y el resto...
Además esto puede dar material para un buen relato: la mujer que castiga a su marido en presencia de una vecina o amiga, la cual hace lo mismo, y así hasta que en unos pocos días -con sus noches-, estamos en Ciudad FemDom. Una ciudad cuya bandera es este mismo dibujo.
Besos.

marita correa dijo...

Pero que imaginativo que eres Hector!! Es verdad que las imágenes nos cuentan historias y lectores y lectoras como tú que tienen una gran capacidad para crearlas.
Escribes relatos?? Si lo haces no dudes en compartirlos con nosotros vale??
Besos