jueves, 17 de abril de 2014

Una mujer perversa azotada

Este post es una reflexión provocada al ver la foto del trasero de una mujer azotada.

over my knee
Me gusta esta foto y las de un montón de fotos porno de traseros azotados (e incluso anales, para el caso), cuando son auténticas como ésta. No se trata de que sean tomadas de una sesión de azotes o que no sean reales, porque ella, en el caso de las pornográficas, está haciendo su trabajo. No importa qué pretexto la haya traído a este sitio porque, al final del día, esta mujer recibió un spanking real. Y si las fotos y los cheques se suman a su castigo humillante, tanto mejor.

Seguramente, cuando se vaya a acostar, ella todavía sentirá el dolor sordo en su trasero, provocándole los recuerdos del dolor de ayer. Al tocarse, todo vuelve a su mente, no sólo recordará el nivel del dolor implacable, sino que, en la oscuridad, revivirá la excitante impotencia. La terrible desesperación, la vergüenza y la humillación. Las sensaciones serán ahora tan reales como lo fueron entonces. Le consumirán y eclipsarán el sentido de sí misma. Entonces, como por arte de magia, su mano se sentirá atraída por la no invitada y picante humedad cobijada entre sus piernas. Su coño pequeño y codicioso oprimirá sus dedos febriles y, eventualmente, llorará en su camino hacia el orgasmo mental y estremecedor que sólo una mujer joven, atrevida como ella, puede tener.

Es un placer intenso, pero una especie de placer culpable – el típico de la mujer provocadora que frecuenta las semillas de la vergüenza  en su eufórico lavado de satisfacción. Es una pena que le permite saber que se merece el castigo de hoy. Su necesidad, por esta clase de orgasmo, le asegura que ella es, definitivamente, una mujer traviesa, el tipo de mujer que más tarde requerirá más  castigo.

Y como sus antojos anormales crecen y florecen, el ciclo perverso comenzará de nuevo.




Autor: Bensade

8 comentarios:

amy su dijo...

Su placer aumenta con la sensación de picor al acariciar su trasero.
Un abrazo.

marita correa dijo...

Me gusta el momento después, cuando él ya no está pero todavia quedan las sensaciones que lo llenan todo.
Gracias por tu colaboración Bensade, un saludo

Ben Ali dijo...

Gracias, marita...siempre es bueno divulgar todo lo referente al spanking para que llegue a tener un reconocimiento público...¡¡¡Qué utopía, Dios mío!!!

Ben Ali dijo...

Picor, divino picor, siempre tan erótico y siempre deseado...

Anabel Cruz Vives dijo...

Es un placer recibir los azotes de la persona, por la que te sientes atraida.

Anónimo dijo...

Me gusta recibir las nalgadas de mi novio, un verdadero cariño pues que está educandome.

Anónimo dijo...

El picor y el rojo que queda es bueno asi vamos recordar estos momentos por.muchos días...

Nuba Spankee dijo...

Perverso Bensade, es así exactamente como ocurre...