lunes, 21 de abril de 2014

Tuyo, mio... Nuestro


Aún no entiendo porque hay veces que se necesita contar tus más íntimos secretos a alguien en quien confías, realmente no son un pecado ni una carga, entonces ¿porque hacerlo?.
De repente un día, tu mejor amiga, vuelve hablarte sobre las 50 sombras y a darte la lata para que leas la trilogía , y es entonces cuando le sueltas que eres spankee y lo que eso significa, en el momento que ves su extraña expresión empiezas a arrepentirte y aunque al final le ha parecido interesante y quiere saber más sobre el tema, te queda un sentimiento más parecido al agobio que a la liberación, cuando en realidad no había nada de lo que liberarse. Pero sabes que es tu mejor amiga, que no te traicionará contándole tu secreto a ninguna otra persona ni siquiera a su pareja ¿verdad?
¿ Y que me dices de tu ex?, con el que te confesaste e intentaste que fuese tu spanker, algo que por supuesto fue un desastre total. Te encuentras con él un tiempo después y vais a tomar un café, recuerdos de los viejos momentos y de repente te pregunta, ¿te sigue poniendo que te peguen? Es entonces cuando te das cuenta que no entendió nada de aquella charla apasionada que le diste sobre el spanking, y el te dijo que te comprendía perfectamente.
Personalmente nunca le he contado a nadie mis sentimientos de  spankee, no siento esa necesidad, creo que hay cosas que son mejor reservarlas, que solo se pueden compartir con esa otra persona que siente y goza como tú, y eso hace que nuestro mundo sea intimo y exclusivo, un área privada en la que la gente ajena a nuestra fantasía, están de más. 


Autor: Marita Correa

9 comentarios:

Alejandro DOM dijo...

Totalmente de acuerdo. La sinceridad absoluta es un exceso que no hay que permitirse. No sólo en este tema, también en todos los demás.
Besos

Patty28 dijo...

Gracias por esta entrada que me ha parecido interesantísima. Me gustaría comentar mi experencia:

De mi entorno vainilla lo conocen poquísimas personas. Una de ellas fue mi pareja vainilla, el cual fue un motivo de ruptura porque no entendía el juego y se sentía como un maltratador cuando jugábamos (ahí tuve claro que mi próxima pareja tiene que ser chocolatera).

Después de un encuentro con "mi profe" decidí contárselo a otra amiga, la cual se echó a reír pero fue muy comprensiva y me dijo que de mí se esperaba cualquier cosa xDD

Después se lo conté a otras dos amigas y de ellas si que me arrepiento muchísimo porque no entendían nada, me tacharon de loca, de tener que estar encerrada en un manicomio y además hacían bromas crueles. Sobra decir, que estas dos, también están fuera de mi vida actualmente y ese fue uno de los motivos entre tantos por el que tomé esa decisión.

Finalmente, decidí contárselo a otro grupo de amigas y compañeras de profesión sexólogas y fue un momento que nunca olvidaré. Todas estaban deseando saber detalles, se interesaron mucho por el tema, me abrazaron todas (éramos unas 10) agradeciendo esta confesión y desde entonces cualquier cosa que escuchan del tema me whatssapean para contarme, me piden consejo, alguna ha decidido probar también... Sin duda, fue un momento espectacular. Además, algunas de ellas, saben de mis encuentros con mis spankers, a una le he enseñado mi perfil de fetlife y es precioso poder compartir esta parte mía con alguien fuera de aquí también.

Lo que he aprendido de todo esto, es tener mucho cuidado a quién lo cuentas, porque no todos están preparados para saber del tema.

Un abrazo y gran tema :)

lariza dijo...

Totalmente de acuerdo. Leyendo el primer comentario no sabia si reírme porque contabas mi experiencia con mi amiga o hacer una mueca por también tener bel mismo resultado. La cosa en si es que al ser spankee te hace más reservada pero con este tipo de respuestas te hace más timida porque no sabes en quien verdaderamente confiar.

jordim dijo...

Muy bien dicho.

marita correa dijo...

Alejandro, entonces somos de la misma opinión y si por ejemplo hablamos de temas personales en sexo, debemos pensar que hay una segunda persona implicada, tu pareja, amante, amig@... y no creo que le guste que una persona ajena sepa lo que hace en la cama o donde sea.
Un beso

Patty como tu dices hay gente que no están preparados para compartir este tema, y muchas veces quién tu crees que es más abierto de mente y quien te mejor te puede
comprender es quien menos lo hace. Gracias por compartir tu experiencia
Otro abrazo para ti

Lariza, yo suelo ser muy resevada en general, y realmente nadie vainilla de mi entorno conoce mi gusto por el spank, además es un tema con el que hay que tener cuidado porque si hablamos de bdsm, del ligerito claro, algo así como el de 50 sombras, como que se conoce algo más sobre el tema, o al menos les suena, pero el spanking es muy desconocido para la inmensa mayoría, al menos aquí en España, puede que en los países anglosajones sea diferente y se pueda hablar más directamente sobre ello.
Saludos

Jordim, me he pasado por tu blog, es increible, bueniiisimo.
Un saludo

Tatuada dijo...

No soy spanker pero tampoco vainilla, y entiendo perfectamente lo que expresas.
Hay cosas que son complicadas. Y en mi caso sólo conté mi interés por el tema a mi mejor amiga, que reaccionó bien, pero aún así... No sentí que fuera lo correcto.

Para ella era difícil de entender y para mi dificil de explicar.

De todos modos a caminar se aprende andando y eso nos ayuda a no repetir la situación.

Un abrazo!

marita correa dijo...

De acuerdo contigo Tatuada, es lo que tienen los errores, al menos puedes aprender de ellos, lo malo caer en el mismo error otra vez, que a veces pasa!

Saludos

Yo spankee dijo...

... y termina pareciendo un error ser honesto, es irónico que muchos de los de aquí promuevan la libertad y el respeto por esto que tanto nos gusta, sabiendo que la sociedad nos va a tachar siempre de raros... también es cierto que este carácter secreto que caracteriza al spanking es algo que lo hace delicioso ;)

Besos.

marita correa dijo...

Pue si Yo spankee, a mi me gusta ese toque de misterio. Por otra parte me encantaba hacerme la nueva, cuando una amiga me hablaba acerca de 50 sombras y me animaba a leerlo.
Un beso