sábado, 30 de abril de 2005

El spanking en la literatura


Autor: Granuja

Hoy quería comentar y preguntaros si habeis leido el libro de Paulo Coelho “Once Minutos”.


En este libro, se narra la historia de una prostituta, y sus vivencias y pensamientos y en la página 145 de la edición española (no figuran capítulos) comienza la narración de una escena de spanking o tal vez, hablando con las palabras del escritor: de sometimiento, dolor y humillación.


Y en la página 175, se repite otra escena o tal vez “LA ESCENA” de una sesión completita de amo-esclava, y tras ella, la protagonista, María, necesita entender por qué le ha gustado tanto.


Me resulta tremendamente difícil saber por dónde empezar a escribir, no soy ningún psicólogo, cuando algo nos gusta, nos gusta y basta, como los helados en verano o una sopa cuando venimos de la calle con el frío metido en los huesos, sin tener que plantearnos a cada momento el por qué nos gusta lo uno o lo otro, pero tenía muchas ganas de comentar este libro con todos vosotros y ya me muero de ganas de leer vuestros comentarios.

Se que este tema de porqué nos atrae o nos gusta el spanking ya es viejo aquí en este foro, y recupero un comentario de niña quince al artículo “Juego versus disciplina; Pensar en un castigo real me enciende ¿Por qué?” que me encantó:
“Yo también convivo con esta dicotomía entre cabeza y hormonas. Lentamente aprendieron a vivir juntas. Mis hormonas se aburrieron de oír lo que mi cabeza decía y mi cabeza se canso de intentar convencer a mis hormonas, así que han hecho una tregua; y conviven pacíficamente cada cual en su espacio”


pero bueno, saco otra vez el tema a debate, esta vez con la literatura por delante


Básicamente, lo que yo entiendo que se destaca en este libro es la idea de que todos los seres humanos tenemos un sentimiento de culpa, y buscamos a través del dolor la expiación de esta, y al conseguirlo obtenemos placer.

Por otro lado, al castigar a otros, castigamos a la parte que es la culpable de toda nuestra infelicidad y desdicha.


Espero no estar infringiendo ninguna ley de protección de la propiedad intelectual, pero Paulo Coelho lo escribe exactamente así en su libro, que os recomiendo a todos, si no lo habéis leído.


“Por el sentimiento de culpa, de dependencia, por tus complejos, por tu inseguridad. Es la naturaleza humana”


“Somos seres humanos, nacemos llenos de culpa, nos da miedo cuando la felicidad se transforma en algo posible, y morimos queriendo castigar a los demás porque siempre sentimos impotencia, injusticia, infelicidad. Pagar por tus pecados, y poder castigar a los pecadores, ah, ¿no es una delicia? Si, es genial”


Un poco más adelante se dice:


“Si consigues entender que puedes vivir sin sufrimiento, ya es un gran paso, pero no creas que otras personas van a comprenderte. Si, nadie desea sufrir y, aún así casi todos buscan el dolor, el sacrificio, y se sienten justificados, puros, merecedores del respeto de sus hijos, de sus maridos, de los vecinos, de Dios.

¿El soldado va a la guerra a matar al enemigo? No: va a morir por su país.

¿Le gusta a la mujer mostrarle a su marido lo contenta que está? No: quiere que él vea cuánto se dedica, cuánto sufre para verlo feliz.

¿Va el marido al trabajo pensando que llegará a su realización personal? No: esta dando su sudor y sus lágrimas por el bien de la familia. Y así sucesivamente: hijos que renuncian a los sueños para alegrar a los padres, padres que renuncian a la vida para alegrar a los hijos, dolor y sufrimiento que justifican aquello que debía proporcionar simplemente alegría: amor”


“El dolor está en nuestra vida cotidiana, en el sufrimiento escondido, en la renuncia que hacemos y culpamos al amor por la derrota de nuestros sueños. El dolor asusta cuando muestra su verdadera cara, pero es seductor cuando se viste de sacrificio, renuncia o cobardía”



Voy a copiar otros párrafos que me han llamado mucho la atención para que también los comentemos si queréis.


“Estaba bien recibir órdenes. No tenía que pensar, simplemente obedecer”


“Ella obedeció, impotente por voluntad propia, sumisa porque así lo deseaba”


“Se sentía un objeto, un simple instrumento, y por increíble que parezca, aquella sumisión le daba la sensación de completa libertad”


“Sentía dolor, sentía la humillación, que era más poderosa y fuerte que el dolor y se sentía en otro mundo, donde no había nada más y eso era una sensación casi religiosa. Anularse por completo, servir, perder la idea del ego, de los deseos, de la propia voluntad…”


Más adelante, siguiendo con la lectura, otro personaje que también ha tenido experiencia de BDSM, y ha dejado estas prácticas tras su encuentro con un leñador japonés comenta:


“Me obligó a entender la belleza del dolor, pero un dolor aplicado por la naturaleza, no por el hombre. A eso lo llamó Shugen-do. Una práctica milenaria. Me dijo que para dominar el alma, hay que aprender a dominar el cuerpo. Me dijo que estaba empleando el dolor de manera equivocada, y que eso era muy ruin”


Bueno chic@s. La polémica esta servida y el tema de debate también. ¿Qué pensáis del libro los que lo halláis leído y de estos párrafos que os destaco?


Un saludo fuerte para tod@s. Fdo. Granuja.

Etiquetas: Paulo Coelho sometimiento dolor humillación

30/04/2005 19:18. Tema: Azotes. Enlace de este artículo (pincha o copialo). .
Hay 8 comentario/s de este artículo.
10:
Literatura y spanking van siempre juntos, el 23 de abril, día del libro en Barcelona estuve pensando mucho sobre el caráter fuertemente literario de la práctica de los azotes. Bueno la prueba viviente es el blog de relatos de azotes ¿lo conoces? www.azotes.blogia.com
¿no te atreves a escribir uno?
2005.05.03 23:27 email: spankoblog (arroba) yahoo.es

Me:
Estoy leyendo el libro, aunque me asombro que esta tematica viniera de Coelho precisamente, lo aborda muy a su estilo pero no deja de ser profundo.
Tampoco no se por que,sin embargo es evidente que el sentimiento de culpa que de una u otra manera todos llevamos es el que genera la busqueda de dolor y este mismo dolor para algunos(nosotros?) se fue erotizando, dando origen a la dupla dolor y placer.
Porque nosotros escogimos sentir asi y otorgarle disfrute a lo que puede ser deprimente para llevar??? puede alguien decirlo???
2005.05.08 13:09

Me:

2005.05.08 13:09

me:
Upsss se mando sin nada.
Lo que me olvide decir antes fue que, entre los parrafos de la novela, el autor narra lo siguiente:
"...sientate alli,dijo...Era una orden!una verdadera orden. Maria obedecio y curiosamente ello le excito."

"..la voz se alternaba entre dulce y autoritaria.Maria obedecio y una ola de calor recorrio recorrio su cuerpo...".
Bueno anoto esto porque curiosamente a mi escuchar solo ordenes(que porsupesto no hago caso a la primera) me causan las mismas emociones....esto realmente pasa con otras spanky?. es parte de este juego?. Sinceramente no lo se, soy casi novata en esto, no tengo mas experiencia solo la que mi cabecita loca me construyo.
2005.05.08 13:20

niña dos:
Hola Me!
Te cuento que me pasa lo mismo... algunas órdenes... y no he detectado aun qué clase de órdenes... me dan un pellizquillo en el bajo vientre... al contrario de otras que noustan nadita... No tengo la suficiente experiencia en ello como para poder delinear perfectamente qué órdenes me encantan y qué órdenes me cortan toditita.. pero las atinadas... las que dan ahí donde hay que dar... MMMMMMMMMMMMMMM !!!... que ricurita de sensación provoncan!! wow!!!
saludines
niña dos
2005.05.10 21:58

Me:
y eso que yo pensaba que era la unica loquita!!!!jejeje
2005.05.11 13:43

Granuja:
Me y Dos. Me parece interesantísimo lo que comentais de las ordenes, y habeis despertado mi curiosidad y mi hambre de conocimiento. A ver is os animais y nos deleitais con vuestras reflexiones al respecto, porque creo que no hay mucho por aquí sobre las órdenes.
Las que os gustan ¿Son tal vez aquellas que os indican lo que en en fondo quereis hacer pero que solas no os atreveríais o no os dais vosotras mismas el permiso para hacer? Besos y muchas gracias.
2005.05.12 20:20

Jano:
Como no podía ser menos, cuando he visto algo escrito por tí no he podido sustraerme a la necesidad de contestarteaunque solo sea una tontería.
Trataré de encontrar el libro en cuestión y, claro, leerlo.
Respecto a las órdenes, te certifico que dan un resultado asombroso. El tono de voz, la intención con que se dan, la mirada que las acompaña y lo que se dice, crean un clima especial y, en la pareja, se observa un cambio de expresión muy esclarecedor de lo que ocurre en su cerebro y su cuerpo.
Especialízate en darlas. Es rentable.
Un abrazo.
Jano.
2005.06.05 21:56 email: lopezparrondo2003 (arroba) yahoo.es