viernes, 25 de marzo de 2005

Diferentes sensaciones


Son muchas las sensaciones, las emociones que se pueden sentir y compartir en una relación de spanking. Creo que cada uno puede sentir cosas diferentes, pero creo que gran cantidad de nuestras sensaciones son compartidas por todos.

Para mí de todo el spanking lo que me más me excita, lo que más me gusta, es la tipica relación de una chica mas joven o que lo represente y de un spanker mas maduro, osea yo jeje. Esa relación llena de ternura y cariño en la que el spanker ejerce un rol protector y corrector de una chica dulce y picara, muchas veces irreflexiva o alocada ¡cosas de la edad diría mi abuela ¡ Relación en la que las azotainas son parte de la educación de la chica, y ella las disfruta y teme al mismo tiempo , sin terror claro está, con un temor similar al infantil, ya que la tunda no deja de ser para ella una calentura del culete de caracter temporal tras la cual hay siempre un dulce y ansiado consuelo.Naturalmente le pica de lo lindo el culo que para eso es un castigo. En nuestra afición muchas veces se provoca la situación es decir se juega directamente sin buscar un motivo real o sin buscar un pretexto, pero creo que es más excitante para mí imaginar que las tundas sean por motivos llamémosles “reales”. Sin bien es cierto, que en momentos realmente duros de nuestras vidas ,las fantasías que están ligadas directamente a nuestra sexualidad están lógicamente bajo mínimos.Nadie daría un spanking por descubrir un engaño que le doliese o una deslealtad por ejemplo.

De todas las posturas la otk es mi preferida y la mano el principal instrumento o mejor dicho el mejor “no instrumento”. El notar la piel de las suves nalgas y su calor es una forma íntima de contacto y un intercambio muy personal y sensual. El palpar las pompas antes de comenzar,después durante los pequeños descansos entre las tandas de palmadas o al final de la azotaina, considero que es algo extraordinariamente agradable. También creo que esta postura, la otk, tiene algo de infantil. Imagino que la spanky siente pudor y vergüenza por estar así colocada, o al menos imagina que la tiene, como si fuese aún una niña en las rodillas de la persona a la que respeta, quiere y en la que confía. Siente que aún siendo una mujer, su comportamiento le hace merecedora de ser tratada en ocasiones como la pequeña traviesa que lleva dentro.

Ver un culito bien rojo, sin mayores daños, unas pompas calientes que frotarse, los pucheritos y la carita de necesitar mimos es el mejor postre y un estímulo para abrazarle y amarle. A buen seguro que para entonces ya sabe que se lo mereció , ¿o no peques?.

Y tras esta disertación tan poco original y por al que me sale humillo de la cabeza del esfuerzo, ja!, se despide hasta otra el

Sr Siete en su superpatinete

10:
Esta fina mixtura entre la indiscutible (dulce) violencia de un azote bien dado y las mieles de la ternura del spanker gustara a mas de una spankee...
2005.03.24 20:46

15:
Woow, simplemente me encanto, 100% de acuerdo con casi todo lo descrito. Aunque digas que es una "disertación tan poco original"...yo no lo creo. Todos los temas del mundo ya alguien los toco antes que uno, lo que los hace o no originales es la "textura" el "sabor"...y de este articulo me han gustado ambos.
2005.03.25 09:13

Anónimo:
Gracias 15, preciosa, un superbesitotote

Sr.Siete

Sabíais que existió un emperador romano llamado Septimo Severo, de la dinastía de los severos ¡Glup! ¿serían muy severos con sus traviesas odaliscas?.. je je je espero que mucho no,aunque alguna un culillo rojete ya merecería seguramente
2005.04.07 19:54

Anónimo:
Mmmmm perdón odaliscas solo eran el el mundo árabe.

Sus esclavas entonces

Siete
2005.04.09 10:33

Anónimo:
Yo quiero un spanker asi!!!!!!!!!!!!!!
2005.04.30 16:18

Irisieda:
Desde luego es la forma más afectuosa y tranquilizadora para nosotras.
Me gusta sobre un sofá, donde pueda apoyarme sin hacer esfuerzos (la silla es algo incómoda, y la cama demasiado obvia).
2005.05.05 19:58 email: Bulgaroctonos01 (arroba) yahoo

1 comentario:

Ana K. dijo...

Señor Siete: usted es de lo míos... ¿me guarda día y hora para una sesión con usted? jejejejejeeee... ¿Mis referencias? Oh señor, tengo las mejores: soy desobediente, traviesa, contestadora, caprichosa, malcriada y otras lindezas por el estilo. Bueno, luego que revise su agenda me avisa, tá?