sábado, 29 de diciembre de 2018

Humillación


Ser castigada o disciplinada es algo que me excita muchísimo y lo acepto, sin embargo hay un componente en este juego que practico, que me costó bastante más asumir. Hablo de la humillación. 
Sé que la humillación forma parte del atractivo de la disciplina, pero hubo un tiempo en que no lo entendía. Por ejemplo: En una charla con amigas podría comentar: "Los azotes me excitan", pero jamás diría: "Me pone ser humillada".
Los spankos sabemos que no solo hablamos de azotes. Dentro del juego, hay posturas en las que te expones totalmente, ser castigada cara a la pared, o que te hagan hacer las tareas de la casa totalmente desnuda, con el culo rojo después de la zurra, (por poner un ejemplo), son parte del castigo, el cual me provoca gratas sensaciones, pero que al mismo tiempo me avergonzaba.
Pensando mucho en el tema me doy cuenta, que el sexo tiene un aspecto emocional y la humillación es una poderosa emoción dentro de este juego sexual que es el spanking.
Todo forma parte de una fantasía entre dos y la otra persona con la que la comparto, no me maltrata, ni disfruta haciéndome llorar o sufrir. Yo tampoco soy una victima que acepta la humillación. Estoy hablando de todo lo contrario, ambos nos entendemos a la perfección, disfrutamos, y hay más respeto, amor y comprensión, que en muchas otras clases de relaciones.



Autor: Marita


4 comentarios:

Rafael Santana dijo...

El componente de exhibicionismo que tiene toda humillación, es un elemento mas, dentro del juego del spanking, y que certeramente apuntas:" no me maltrata, ni disfruta haciéndome llorar o sufrir. Yo tampoco soy una victima que acepta la humillación. Estoy hablando de todo lo contrario, ambos nos entendemos a la perfección, disfrutamos, y hay más respeto, amor y comprensión, que en muchas otras clases de relaciones".

¡Y que lo digas Marita!

gavi dijo...

Pues como otros no tolero la humillación y de hecho, me hiela la hormona cochinita ;)
Descubrí que este elemento existía en el juego sobre la marcha, y sobre la marcha supe que no me gustaba nadita, como el ser llevada de la oreja o como que me pregunten por qué estás húmeda o la posición que yo llamo pañalera (sobre la espalda piernas arriba)o el rincón y en fin otras que no recuerdo. Sin embargo sí entiendo 100% que en los juegos spankos y en los bdsemeros sea un elemento importante y aveces imprescindible. Mi problemita está en que no me gusta ser humillada, pero tampoco disfruto ver a la persona ser humillada y esto último sucede taaanto fuera de los juegos también. :s

Lau dijo...

Hola marita soy Laura y me gustaria saber si tu o fer me pueden dar un consejo para provocar que mi novio me azote ya que se que a el le gusta el tema del spank pero por alguna razon no me azota y pues me gustaria mucho que lo hisiera la verdad se que lo necesito ya que me comporto muy mal

marita correa dijo...

Hola Rafael, encantada de que estés por aquí. Yo también pienso que la humillación en este juego, tiene un punto bastante excitante. Y no olvidemos que es un juego consensuado. Así que no hace daño a nadie. Feliz año nuevo!!

Querida Gavi, Feliz año para ti también, oye tú como spankee se lo debes de poner pero que muy difícil a los Señores Spankers, verdad? Eso me gusta, jeje. Ser humillada en el juego, lo hace más interesante para mi, pero por supuesto fuera de él, no tiene lugar. Un beso.

Que tal Laura?, bienvenida al blog. Perdón por la tardanza al contestarte.
La verdad que es algo frustrante enviarle señales a tu pareja, intentando conseguir algo de disciplina y que no las capte.
A ver, en vez de comportarte mal en serio, hazlo en broma. Cualquier día que esté sentadito en el sofá, ponte sexy y juguetona. Moléstalo, revuelvele el pelo, tírale cojines, no le dejes ver la tele... Cosas así, y entonces túmbate sobre él y empieza a tontear, y dile algo como: Uy pero que mala que soy, que crees que necesito? Por supuesto que tu trasero quede al alcance de su mano. Incítalo a que te de esos azotes tan deseados, y si al fin lo hace, muéstrale lo mucho que te gusta. Si para, pídele más, sin son suaves, dile que más fuerte.
Otra opción puede ser el porno,no sé si veis pelis de este tipo, si lo hacéis, elige tú los vídeos. Ya sabes que en internet hay para elegir, y dile, esto es lo que quiero hacer. Dices que él también está interesado en el spank, eso es un paso importante, porque intentar convertir en spanker a alguien que no lo es, créeme que es difícil.
Si consigues tu objetivo, pero no estás satisfecha con los resultados, pídeselo directamente, se que da algo de corte, pero piensa que él también tiene sus preferencias sexuales, y tu pones el mismo entusiasmo que él, aunque no sea lo que más te apetezca hacer. Supongo que a él también le interesa tu placer no? Espero que con tu ayuda se convierta en tu spanker deseado.
Lo que si quiero aconsejarte es que no te comportes "mal", como tú dices, porque tú sabes porque lo haces, pero él no debe de entender ese comportamiento, y eso podría afectar a vuestra relación.
Espero que en este nuevo año, consigas todos tus propósitos. Feliz año, un saludo