jueves, 12 de mayo de 2016

Imagen comentada

-->
Autor: Julia III
Le ha advertido más de una vez, que o bien no use esa pila del lavabo para lavar su cabello, o bien la proteja, para que el pelo que cae, no tape el desagüe Ella sistemáticamente lo olvida. Eso ha implicado que su esposo Spanker deba dedicar tiempo de descanso a tareas de lampistería y plomería.
Esta vez él ha perdido la paciencia y a esta spankee le espera una buena ración de fuertes azotes. Sus posaderas arderán, rojas e hirvientes y clamará por su perdón y redención. Luego le esperan algunos minutos de reflexión sobre lo sucedido.
Finalmente, ella le dirá que va a estar muy atenta a no volver a caer en su descuido, que es muy sincera al expresarlo. Él la abraza, amorosamente. Le comenta entonces que espera que así sea; pero que para reforzar esa frágil memoria que ella tiene, durante la semana, le aplicará un par de “recordatorios”. No quiere correr riesgos.
Nota del Editor: Hoy tenemos estreno de nuevo autor en tu Blog. El artículo es de nuestra lectora, comentarista, amiga y ahora autora Julia III. ¡Bienvenida Julia III!

3 comentarios:

amadeo y anak dijo...

Mi querida Julia, felicitaciones!!
Me da mucha alegría que estés como escritora y comentarista de este maravilloso blog, el primero de Spanking en español.
(Ahora que nadie nos lee, te daré una recomendación: ten mucho cuidadito con el tío Fer, porque es un gruñón y tiene un carácter de los mil demonios. Es un señor de costumbres ancentrales, y con un gran respeto por las tradiciones. O sea: es un viejo carcamán! Yo lo quiero mucho, pero te recomiendo que te juntes más con Marita que es una niña hermosa, traviesa y divertida.)
Ejemmm... Como te decía, hazle mucho caso al tío Fer, obedece, usa bragas blancas hasta la cintura y la falda por debajo de la rodilla como le corresponde a toda mujer digna y respetable.
¡¡SALUDITOS PARA TÍ, QUERIDO TÍO FER!! Mua, mua... de tu sobrina AnitaK.
Muchos éxitos para tí, Julia III.

Anónimo dijo...

Muchas gracias, Anita! Atenderé tus sabios consejos.


Julia III.

Anónimo dijo...

Precioso, Julia!
Corto pero contundente.
Gracias por poner voz a la foto, se ve mucho más clara.
Ánimo para la siguiente publicación!
Bienvenida