viernes, 19 de febrero de 2016

Intercambio

Necesito más dolor que la mayoría, adoro que el dolor físico se mezcle con el placer de mi orgasmo. Me gusta sentir mi labio palpitar afligido, gracias a esa bofetada, y he tenido que rogarte que me devolvieras el aire dejando de oprimir mi garganta.
El sudor de mi cuerpo es culpa tuya y no puedo evitar que  las lágrimas recorran mi cara cuando me tiras con fuerza del pelo y me susurras al oído que soy de tu propiedad.
Deseo la piel de mis muñecas y tobillos irritada, mis pezones buscan de nuevo tus mordiscos, y ya gozo de esos moratones recién nacidos que se tornaran oscuros mañana.
Mis muslos claman doloridos por este desenfreno, tus dedos vuelven a convulsionar mi clítoris y ahora me ofreces el frescor de tu semen sobre mis nalgas moradas.
Después, caemos agotados, sin poder apartar la mirada el uno del otro. Ha sido un intercambio sincero, tu placer ha sido el mio y nuestras almas por el momento, están sanadas.







Autor: Marita Correa


5 comentarios:

Escorpi69 dijo...

Precioso

Anónimo dijo...

Ole, ole y ole...

Rafael dijo...

Convulsivo...

marita correa dijo...

Gracias chic@s! Feliz de que os haya gustado

Besos

amigospanko dijo...

Un gran placer de leer todos estos comentarios. Escorpí69 fa anys que no ens veiem! una abraçada forta!!