martes, 9 de febrero de 2016

El aftercare del spanker

spankrol
¿Cuántas veces la mano del spanker queda como la de la fotografía? Roja, ardiente y dolorida.
Solemos hablar de los cuidados de la spankee después de un castigo, ¿pero nos hemos parado a pensar que nuestro spanker, también necesita unos mimos después de tan dura tarea?
Así que si queremos que las manos de nuestro compañero de juegos sigan en forma, más nos vale que las cuidemos un poco más y de vez en cuando les prestemos más atención a ellas,  que a nuestro culo.

Empezaremos tomando la mano que nos ha proporcionado la zurra, la refrescaremos con cremita, la cantidad exacta, que no nos quede pringosa, y la extenderemos hasta la muñeca e incluso el codo, todo ello despacito, sin ninguna prisa.
Sujetamos la palma de sus manos con las nuestras, y presionamos nuestros pulgares suavemente contra su palma, haciendo pequeños círculos de abajo hacia arriba.
Después nuestro dedo índice recorrerá los tendones del dorso de su mano, acabando con suavidad entre la piel de sus dedos.
Seguidamente utilizaremos los nuestros a modo de anillo, y recorreremos los suyos, uno a uno, estirándolos y apretándolos suavemente. 
Ahora es el momento de besar las palmas de sus manos y presionar con nuestros labios las puntas de sus dedos, nuestra lengua también puede jugar con ellos.
Continuamos con su otra mano
Terminado el masaje de ambas, las colocaremos sobre nuestros pechos y las guiaremos por un recorrido circular, haciendo que sientan bien nuestros pezones. Para comprobar que el masaje está siendo efectivo y que sus manos están desestresadas y ligeras, le pediremos que ahora sea él, el que masajee nuestros pechos.
Después de esto... Bueno, después de esto, pienso que nuestro spanker requerirá nuestros mimos y cuidados en otra zona de su cuerpo.
Que lo disfruteis!




Autor: Marita Correa


6 comentarios:

Rafael dijo...

Que alegría saber de vosotros de nuevo Marita!!! :D
Y estoy de acuerdo con todo esto que dices de los cuidados de las manos del spanker.
Ah y también con esos puntos suspensivos tras llegar a los pezones...
Bienvenidos de nuevo y gracias por seguir en la brecha!!!

amigospanko dijo...

Muchas gracias, Rafael! Os echábamos de menos

gavi dijo...

Bueno, la verdad no me tocó nunca un spanker que me mostrara su mano, y aunque suponía que sí, que le quedaba rojilla, pues seguramente se le quitaba al auomasajearse mientras acariciaba mi colorado culete :D

Ana Karen Blanco dijo...

¡Felicidades por el retorno, queridos amigos! Me ha dado mucha alegría saber que este prestigioso blog por fin superó el inconveniente y otra vez está entre nosotros. Gracias por el esfuerzo y por continuar. Besos y abrazos para mi querido Fer y para Marita, la columnista estrella.

Ana Karen Blanco

amigospanko dijo...

Muchísimas gracias en nombre de Marita, de todo el equipo y mío propio; querida Ana K., tú eres de las personas que más has luchado por este blog y más has aportado y aportas. Nuestro máximo agradecimiento.

amigospanko dijo...

Qué cómoda eres gavi, no me extraña que seas spankee!!