martes, 24 de junio de 2014

Descubriendo emociones

Le quedan unos 200 Km para llegar a casa, pero sabe que no serán demasiado tediosos. Los acontecimientos vividos ese día, se agolpan en su cabeza y es típico de ella analizarlos uno trás otro. Su sueño de ser azotada, al fin se ha hecho realidad y todavía le cuesta creer que haya sido mejor de lo esperado. No sólo ha conseguido lo que tanto anhelaba, si no que ha descubierto reacciones en ella, de las que hasta ese momento no había sido consciente.
No se considera una chica tímida y le cuesta sonrojarse por algo, pero hoy ha descubierto el verdadero significado de la palabra vergüenza, justo en el momento en que su falda ha sido levantada y sus bragas bajadas sin miramiento alguno. Cuando los primeros azotes resuenan grandisosos en la habitación, el bochorno es aún mayor, solamente al pensar que alguien pueda imaginar lo que está sucediendo ahí dentro. Al principio, solo puede estar pendiente del sonido de los azotes que lo llenan todo, pero más tarde empieza a notar el calor intenso de sus nalgas, siendo el momento de decir adiós a tanto sofoco para empezar a retorcerse, patalear y quejarse. 
De la lucha al relax, sus nalgas se van calmando, aceptando de buen grado cada azote administrado. Comienza a sentir su sexo completamente empapado y sus gemidos son ahora de placer, ahogando el seco ruido de los azotes al caer. Jamás se había sentido tan obscena y ardiente, y lo mejor es que le gusta.
Él para en ese momento y se dedica a masajear las nalgas de ella, teñidas del mismo tono que antes cubría su rosotro. Cuando la ayuda a incorporarse, no puede evitar abrazarse a él, como esperando un consuelo que no necesita. Se siente pequeña, sensible, sosegada. Toda esa tensión y hostilidad que parecen acompañarla en cada momento del día, han desaparecido. 
Una experiencia emocional, en la que todavía intenta comprender, como su total rendición la ha llevado a la liberación que tanto buscaba.




Autor: Marita Correa


4 comentarios:

Alejandro DOM dijo...

Aunque haya sido un relato de ficción ha sido escrito por alguien que conoce los sentimientos y sensaciones.
Excelente
Besos

Rafael dijo...

Que bonito Marita

marita correa dijo...

Exacto Alejandro, y es emocionante cuando descubres que la realidad no ha defraudado para nada a tus fantasías.
Un beso

Gracias Rafael, que bello sentir esos primeros momentos verdad?
Besitos

Anónimo dijo...

Y la sensación de ir volando, de libertad, de...