martes, 17 de junio de 2014

Castigo injusto

kate barry


En el rincón, allí estaba yo (una vez más) tal como él me había ordenado que estuviese aquella noche, hasta su vuelta del trabajo. Decía que era un castigo muy merecido y que por ser así, no usaría un implemento de los conocidos, sino que compraría algo nuevo y original, algo especial para aquel momento. No tenía ni idea a que instrumento se podía referir, así que además de la ansiedad por el castigo que se avecinaba, me estaba volviendo loca pensando que chisme es el que tenía en mente, aunque de lo que estaba segura, es que no me iba a gustar nada.
Pasaba más de una hora frente aquella pared y él no llegaba, así que harta de muro, decidí esperar agazapada tras las cortinas a que él regresara. Tras una larga espera, al fin el coche aparecía al final de la calle, momento en el que salí disparada hacia el rincón.
Cuando llegó a casa no vino a la habitación derecho, trasteó en la cocina y también pasó unos minutos en el salón, me quiere hacer sufrir, pensé, mientras los nervios me devoraban por dentro.
Al fin entró en nuestro dormitorio, se acercó despacito a mí y susurrándome al oído me dijo: "Eres una dama con suerte, el castigo se cancela".
Con cara de sorpresa me giré hacia él. Entonces me contó, que había habido celebración en el trabajo, así que entre charlas y cervezas,  ya no tuvo tiempo de comprar “el juguetito”, por lo que el castigo tenía que ser aplazado.
Bastante alterada por el tiempo que me había tenido allí de pie (más el que pasé escondida), y también algo frustrada,  le dije que eso no era una excusa válida, que esta vez había sido él, quien había fallado en sus obligaciones, por lo que retrasar el castigo no era suficiente y que debía ser anulado.
Como ante esto, él no tenía defensa alguna,  enseguida recurrió al socorrido recurso de que si había quejas, se doblaría en número de azotes, y sin más, se fue al salón y se puso a ver la televisión.
Así que ahora confusa, decepcionada y sobre todo furiosa, sigo analizando la situación y considero que este castigo está fuera de lugar y no es nada justo. Y vosotros ¿qué opináis?




Autor: Marita Correa


9 comentarios:

gavi dijo...

Marita querida, en el juego que ustedes juegan parece que sí se vale, pues sólo su palabra vale... pero si de algo sirve te diré que defiendas tu derecho con todo lo que tengas. Claro que es injusto, pues lo menos que pudo haber hecho es haberte llamado para avisarte del retraso, y seguramente te habría dado nuevas instrucciones inapelables. Pero como no lo hizo... tache! Perdió sus derechos en cuanto a este castigo por lo menos ;)
Suerte amiga!

SHASHA dijo...

Un Amo llega a casa y abre la puerta..en el recibidor su sumisa esta esperando, de rodillas, desnuda y genuflexa..el Amo la mira enigmático, deja las llaves en el recibidor, el maletín en la entrada y el abrigo en el perchero de la entrada..
Su sumisa se apresta a besarle los pies y desatarle los zapatos al ponerse frente a ella, cuando de repente suena PAFFFFF( Paz, Armonía y mucha Felicidad..), el Amo le ha dado un azotazo en su nalga derecha..

-"Ahhhhhh" grita la sumisa "¿Pero que he hecho mal mi Amo?" interroga ella sorprendida por el castigo(suele darle un beso en la frente cuando le ordena levantarse..)

"No tengo ni puta idea....pero tu si.."

Ella con la nalga roja y la cara también de la vergüenza..piensa..piensa y al fin..

-" Esperar agazapada tras la cortina en vez de en mi rincón.."
dice en voz baja..

-"¿Como dices esclava mía?" inquiere el Amo..

-"Esperar agazapada tras la cortina en vez de en mi rincón como usted ordeno mi Amo.."

-"Uhmmmmmm...¿ves como tu si lo sabias?..." contesto el Amo mientras andaba hacia el dormitorio..

La sumisa detrás a cuatro patas se le oía llorar como una niña mala..

-"Buuuuu, buuuuu, no volverá a suceder mi Amo.."decía entre hypos..

El Amo de espaldas a ella, sonreía satisfecho de su educación...y se dijo para si mismo...

-"Buena perra"

mientras se quitaba poco a poco el cinturón y lo arrastraba por el suelo bajo la atenta mirada de la ya entregada esclava...que chorreaba jugos por su monte de venus( sin yerba ninguna ..of course..).

Un bacci

Creo que contesto a la pregunta..isn,t?

Mahler Deán dijo...

Conoces ese dicho popular que dice :
"Cuando seas padre comerás huevos"




Pues eso; calla... que te va la vara, duplicada.

Alejandro DOM dijo...

Qué el castigo sea injusto confirma el derecho del amo.
Besos

Anónimo dijo...

Pienso que debes recibir bien tu castigo y ser menos orgullosa, querida. Él te quiere y se importa en educarte, creo que vas a salir de este castigo como una nena más tierna, dulce y menos rebelde.
Besos,
Luna

marita correa dijo...

gavi: Te quiero
Shasha, Mahler, Alejandro, Luna: Grrrrrrrrr!!

Gavi: No solo llegó tarde, sino que no trajo el nuevo implemento, imagina que decepción. Gracias amiga por comprenderme.
Un besazo

SHASHA: Si que la contestas si y muy elocuentemente además. Admirable este relatomentario, y me quedo con ese PAF, tan original.
Besos

Mahler: ¿Cómo que la vara? encima dale ideas!,si va a ser doble al menos que sea con el chisme nuevo. Esta pobre spankee, ¿no tiene ningún derecho?
Besote

Alejandro: El ser una spankee muy sumisa, creo que ha sido el detonante para que él sea cada vez más Amo que spanker,(en algunos aspectos).Pero como buena spankee, protestaré por lo que considero injusto, jeje
Muchos besos

Luna: ¿de verdad piensas que soy orgullosa?, Él también jajajaja. ¿Y como deshacerme de mi lado rebelde? Si lleva conmigo toda la vida
Beso

Evelyn dijo...

Injusticia!!! Voto por su anulación!! Irresponsabilidad por parte del spanker!!

Un saludo.

marita correa dijo...

Evelyn, ¿a qué sí? A que es una injusticia total?, aunque acabo de leer un artículo en mariposas de chocolate sobre esto, que lo voy a recomendar esta semana en marita, que dice que aunque teniendo la razón, tienes la de perder.
Estos spankers sobradillos!
Besos guapetona

Anónimo dijo...

Totalmente injusto!!! No hay nada que saque mas el orgullo y a la vez me excite, que cuando se ponen por encima de una sin argumentos válidos. A protestar e intentar que asuma la responsabilidad de su error. Claro que, por respondona, habrá mas castigo. Pero vale la pena autoafirmarse y luego ya vendrá la carita d buena y el intentar camelarlo. Hay que usar todos los recursos.
Ayla