lunes, 20 de enero de 2014

El vello púbico del bello pubis




 Autor: Fer

Nada menos que American Apparel, un fabricante, distribuidor y minorista de ropa de los USA con una producción de más de 50 referencias distintas y un importante liderazgo internacional propone desde sus escaparates y catálogos para el día de San Valentín una reflexión a sus clientes sobre un pubis femenino no depilado.

La polémica de la depilación genital hace varios lustros que está servida, incluso en este blog en marzo del 2006 con el artículo ¿Pubis silvestres, arregladitos o rasurados? nos habíamos ocupado de este tema.

Si la idea de no depilarse el pubis, práctica hoy inmensamente mayoritaria entre las mujeres de menos de 40-45 años regresa como tendencia para instalarse como moda, los que viven de la industria del depilado ya se pueden ir buscando otra profesión.

Sin duda alguna el depilado estéticamente cansa, la fotografía en blanco y negro, hoy tan de moda, siempre favorece más un desnudo femenino con su triángulo de Venus, a lo sumo arregladito, intacto que un depilado integral. La depilación, especialmente cuando se lleva a cabo por métodos irreversibles como el láser, tiene el inconveniente estético a largo plazo que la vulva en una mujer 'envejece' antes que la cara por lo que ese pubis angelical a los 21 años puede no agradarle tanto a su propietaria 4 décadas después.

Siempre por el lado de los inconvenientes se dice que un pubis pelón no protege la entrada vaginal y que el vello púbico del bello pubis está ahí para algo. La comodidad de la mujer es mucho mayor no teniendo que sufrir una dependencia de su proceso de depilación e incluso una feminista americana muy ingeniosa, de la cual no recuerdo el nombre, comentó algo así como "[con la depilación] finalmente una mujer tiene que pagar constantemente por el mantenimiento de su pubis, como si tuviese un jardín".

Las ventajas de la depilación son, a juicio de las propietarias de un pubis pelón o con bigotito vertical o bien un penachito en lo alto del Monte de Venus, "higiénicas", de "comodidad" y "estéticas". No me quiero extender mucho más en los pros y contras de la depilación genital femenina ya que muchos artículos detallan exhaustivamente ambas posturas.

¿Cómo pensamos los spankos respecto a este tema? Por una parte para muchos Spankers, spankees y switchs la infantilización de la mujer mediante un pubis angelical, como escribió Manuel Puig en su excelente novela,  puede ser sumamente excitante como estímulo de las más locas fantasías para el juego de las nalgadas eróticas consensuadas entre adultos... por otra parte los spankos vivimos en el mismo mundo que todos los demás y seguimos modas y tendencias. También está el gusto de cada uno.

Yo me he declarado partidario del vello, pero no radical. Una depilación puede ser una variante muy estimulante y viceversa. Creo que la depilación definitiva no es una buena idea. Lo que me parece absolutamente demencial es cuando las cosas se exageran. Una vez que me encontré con una buena amiga que es spankee y le propuse jugar, todo llevaba a ello ese día, y ella no quiso porque "no voy depilada".

¿Crees que esta nueva moda, que como muchas otras se inicia en EEUU, acabará siendo adoptaba por todas las pelonas del planeta? ¿Vuelta a la jungla? ¿Los jovencitos de hoy en día serán capaces de afirmar "yo no tengo pelos en la lengua" con la frente muy alta? ¿Cuáles son tus gustos y sensibilidades al respecto? ¿Cómo hombre qué prefieres? ¿Cómo mujer cuáles son tus gustos? ¿Y cómo Spanker? ¿Y cómo spankee? ¿Cómo crees que afecta a los spankos?

 

Nota del Editor: El autor - imperdonablemente - olvidó citar un excelente y divertido artículo sobre el tema, publicado por H el 31 de julio de 2007 Cosas que hace una spankee para darle gusto a su spanker. Ese artículo mereció unos divertidísimos comentarios. 



3 comentarios:

marita correa dijo...

Imagino que la idea de estos almacenes ha sido solo atraer la atención del público y que se hable de ellos y lo han conseguido.
Yo soy de las que se queda con el término medio, la cera brasileña no esta hecha para mi, se sufre demasiado, aunque entiendo a quien tiene problemas con el vello, cuando es demasiado fuerte y es logico que recurran al laser para la depilación definitiva, porque a veces puede llegar a convertirse en una pesadilla. Pero todo es cuestión de preferencias, y si quieres estar al gusto de tu pareja, déjale la cuchilla para que el te rasure y haga su creación, jeje, es divertido y muy excitante.

Noa Doménech dijo...

Yo estoy con Marita, a mi la idea del rasurado total nunca me ha llamado. No lo veo tan estético como parece verlo la mayoría. Es cuestión de gustos...

Noa Doménech dijo...

Por cierto la pinta de las maniquís es genial jajaja