domingo, 5 de agosto de 2012

Flash back de azotes


Autor: Marita Correa
Pit nos contaba en este artículo como disfrutaba con esas escenas de inocentes azotes en los comics que tanto leíamos, los que ya hemos pasado los 40 y como ya en su adolescencia estos comics le hicieron saber que no estaba solo en este mundo spanko!! Leerlo,  me ha traído a la mente maravillosos recuerdos!!
source: a voice in the corner

Verano del 72
Autor: Pit

Interesantísimo articulo, Bruja Mestiza. A veces cuando leo tus experiencias infantiles y juveniles me siento muy identificado. Tu con tus sentimiento spankees y yo con los de spanker hemos tenido, por lo visto, muchas sensaciones análogas.

Adoro los cómics y mi infancia y adolescencia estuvieron repletas de ellos. Y como tú, en ellos rastreaba siempre a la busca de esa escena de spanking tierna y divertida que me hiciese fantasear y desencadenase en mí toda una serie de sensaciones placenteras.

Recuerdo también perfectamente a esa peque llamada Periquita a la que su tía Dorita calentaba el culete muy a menudo, a la pequeña Lulú refunfuñando y frotándose las pompas, a Daniel el travieso en su rincón "acomodado" en su taburete y muchos otros personajes, que por cierto muchos de ellos estaban publicados por Novaro una editorial mexicana y cuyos cómic yo compraba con el duro (5 pesetas) que me daban de paga semanal siendo un niño. Hoy por el equivalente a ese dinero no te darían ni un pequeño caramelo. Grrrr vaya viejito soy. Hay una escena que se me quedó grabada y es en un libro de cómic que tuve sobre la famosa, al menos en España, familia Telerín. En esa viñeta el padre sentado en su silla iba dando tendidos sobre sus rodillas unas buenas nalgadas en el culito al aire y con su mano a todos sus vástagos. Una estaba sobre las rodillas mientras los/las que le precedieron se frotaban el culo colorado y los demás esperaban turno con el pantalón del pijama ya bajado. La escena era de una gran ternura y divertida, en ningún caso inspiraba violencia y era muy hogareña. También recuerdo con precisión una escena de una revista que en mi ciudad editaba una caja de ahorros y que para explicar a los niños la importancia del ahorro ideo a dos personajes llamados Ahorrito y Manirrota. Y recuerdo una tira de ellos que acababa con una tunda clásica OTK.

En todos los cómics de aquella época, los años de mi niñez los 60 y adolescencia los 70, salían escenas así, y la azotaina OTK era algo muy popular, no dándosele ninguna connotación perversa. A mi héroe El Capitán Trueno también lo recuerdo en una viñeta en la que "muy a su pesar" tuvo que poner en su regazo a una pirata muy bella y propinarle una buena tunda con su manota de caballero español. El ayudante del Corsario de Hierro, un grandón escocés, a veces soñaba que su mama una grandota pelirroja le tendía en sus rodillas y le nalgueaba por alguna razón. Ni que decir tiene que tal como estaba dibujado era muy gracioso. Para mí, una vez despertada mi sexualidad en la adolescencia, ver que mi héroe el Capitán Trueno daba esa azotaina a una mujer bonita supuso algo a magnífico y lo que hasta por entonces era algo que me resultaba excitante pero intrigantemente curioso, ahora pasaba a formar parte de mi erotismo Luego ya, como es lo normal con al efervescencia hormonal, ya solo pensaba en chicas, ver revistas prohibidas aquí por entonces, y en sexo en general. Un día viendo una revista extranjera, llamada LUI, que habían traído unos amigos viaje, lo vi, y fue un gran impacto, había una pequeña foto de un culete precioso de mujer algo rojito, tendido sobre una rodillas, una mano palmeándole y debajo un slogan que decía: just for you".Era la contestación a una carta al director de la revista de una mujer que le contaba como se sentía a veces de traviesa y su necesidad de ser tratada como tal. ¡No estoy solo en el mundo! , pensé para mí. Luego un poco después, con la apertura de mi país, ya se comenzaron a publicar todo tipo de revistas, libros etc. en los que algunas veces salía el tema del spanking, pero este ya es otro tema.

Siguiendo con los cómics de aquellos maravillosos años, otra escena muy divertida que todavía se puede conseguir es la que sale en el álbum " La verdadera historia de Mortadelo y Filemón", personajes de Fco. Ibáñez , popularísimos en España .En ella el niño, Filemoncito, no era nada aplicado en sus estudios y tras una "charla" con su padre, y en esa viñeta se le ve con las nalgas al aire rojotas recibiendo una azotaina tendido en las rodillas de su progenitor, decidió estudiar Derecho", ja ja ja. ¡Claro! como no se podía sentar. Típico humor de Ibáñez .El álbum data de primeros de los años 70 y aún se reedita (lo vi. un día en el Supermercado), pero dudo que si lo llegase a dibujar ahora incluyese esas viñetas, pues no es políticamente correcto. También recuerdo a dos pilluelos que no se como se llamaban, americanos, de dibujos muy típicos de la primera mitad del s. XX, que vivían con un capitán y su mamá y que siempre acababa la historieta recibiendo los dos juntos unas buenas nalgadas.

En fin, estos son algunos de mis recuerdos. He sido un enamorado de los cómics, no solo de escenas de spanking. Lo de la TV y el cine también es interesantísimo y espero podamos tocarlo en otro articulo.