viernes, 23 de noviembre de 2007

Los minutos previos


Autor: Fer


Cada segundo cuenta. Los minutos previos a una sesión de azotes corren muy veloces, casi como los alterados latidos cardíacos de los partícipes, pero también son un "tiempo muerto"... o pueden ser un tiempo que la percepción nos haga vivir como un lento encadenamiento de acciones.


De eso te quería hablar, de esas pequeñas acciones, esos gestos sutiles que luego marcarán de alguna forma el carácter de la sesión que - inexorablemente - se avecina. Una negligencia gestual por parte de la spankee, una mirada del rostro aún no inexpresivo del spanker ¿ella ha captado la mirada? ¿si no por qué insiste?

En esos minutos previos a la sesión se condensa una gran parte de la intimidad y sus lenguajes sutiles entre spankee y spanker. Alguna palabra entrecortada, una risa fuera de lugar, el hacer justamente lo que la spankee no debe hacer o recibir una brusca indicación... pueden ser tantas cosas, estoy seguro que tú te imaginas muchas más aún.


Cuando un muelle se tensa, en sus moléculas va acumulando (¿es así o no Cometospk?) toda la energía dinámica mediante la cual luego se expandirá de golpe, entonces el juego previo entre spankee y spanker es como cuando apretamos el resorte poco a poco para dejarlo de golpe. Se produce un cambio de ritmo.


Primero la calma y luego la tempestad... de azotes.

5 comentarios:

Cometospk dijo...

Los minutos previos son como el calentamiento previo a un partido, se juega mucho mas de lo que a priori se puede advertir. Me encanta la foto que has colocado, soy un amante de las fotos ochenteras ;)
En cuanto a lo del muelle, lo que se almacena es energía potencial elástica, y tal y como afirma el primer principio de la termodinámica, "La energía ni se crea ni se destruye, solamente se transforma";)

hache dijo...

¿cómo será? ¿Qué hará? ¿hasta donde llegará? ¿Cómo responderé? ¿Cuándo empezará? ¿Cómo empezará? demasiadas preguntas, demasiada imaginación hasta que llega una mirada, una palabra... ¡Bendita realidad!

Fer dijo...

No hay como tener un científico entre nosotros. Resulta muy interesante emparentar los azotes con las leyes de la termodinámica, evidentemente "termo" por la temperatura alcanzada por las nalgas con una delta nada despreciable y "dinámica" porque la acción de azotar es pura mecánica newtoniana. Gracias Cometospk por la precisión... y el comentario de hache es enriquecedor ya que no hablaba en el artículo tanto como la tensa espera de la spankee, que sería objeto de muchos artículos y es posiblemente uno de los ratos que el spanker debe hacer disfrutar más a la spankee, sino de los pequeños gestos, casi el cómo se disponen las fichas en el tablero y las primeras "aperturas" si comparásemos este juego al ajedrez. También es un momento, paralelo al de las expectativas, también lleno de ricos significados que pueden ser determinantes del juego que se produzca después.

maria dijo...

Si te fijas todo lo que cuentas ocurre en cualquier relación, una mirada, un gesto, una palabra dicha o no en su contexto, ¡hay tantas cosas que nos acercan o nos alejan de la otra persona!
Besos

Cosita {R} dijo...

Hola Fer!
Que bien lo has descrito! Nos has transportado hasta ese momento, y eso no es fácil, además estoy de acuerdo con lo que dices. Se dicen muchas cosas con el lenguaje corporal, no todo lo que se dice es palabra, y es bueno recordarlo. Sin duda esos momentos previos pueden condicionar todo el desenlace, y es genial cuando se crea esa atmósfera de pasión en la que te olvidas de todo y vives con intensidad esos momentos.

Hasta pronto! Saludos desde "la ama convencida"