miércoles, 7 de septiembre de 2005

Yo soy esa amiga spanker


Autora: Lady Spanker (artículo-comentario al artículo de Granuja)

Yo soy esa amiga spanker!!.... he aquí mi comentario.

Esta entrega de “poder” del que hablábamos, es un regalo enorme que hace un spankee varón a una spanker mujer. Te regala su seguridad, su hombría y fuerza por un momento y lo deja todo en tus manos.

Nalguear a mi spankee, crea un cúmulo de sensaciones que me son difíciles de describir. No tengo interés en hacer daño a mi pareja, pero el nalguearlo, hace que un escalofrío recorra mi columna vertebral. En el momento del nalgueo, la “fuerte” soy yo, la que domina, la que tiene el control sobre la escena, y al final, soy la que protege y consuela (como normalmente hacen los hombres a las mujeres). En ese momento tengo todo el poder sobre él y él está feliz de que lo tenga. Puede él liberarse sin cuidado, porque la que tiene el control en ese momento, soy yo.

No es muy común tener contacto con la parte “débil” de un hombre y yo soy de las mujeres afortunadas que pueden hacerlo. Conocer la parte del ser humano con miedos y vulnerabilidades, no aquella del hombre fuerte, seguro y marcho que muchos conocen. Esa es la parte de la que yo puedo hacerme cargo y él tiene la confianza plena que haré buen uso de ella.

El ser un varón spankee, implica, según mi opinión, ser un hombre suficientemente inteligente y seguro de su masculinidad, que no tiene miedo de perder el poder y fuerza que caracteriza al sexo masculino. Esas son características maravillosas que me ponen a mil. Hay una apertura a la parte sensible y vulnerable de su personalidad, que me hechiza y esto solo puede lograrse mediante un afecto profundo, admiración y confianza desmedida.

Hay que ser un gran hombre para permitirlo, para “abandonarse” de esa forma y permitir que alguien más tenga el control de su cuerpo y sensaciones. Es dejar de ser ese “hombre maduro”, lleno de responsabilidades y cargas sociales, por un momento.... porque para eso, aquí está su spanker para despojarlo de todo... y mas!!

Este hombre me regala su poder y fuerza, sabiendo que no abusaré, me entrega toda su confianza, sabiendo también que puede volver a ser quien es, en cuanto el juego termina.

Sé que esta es una dinámica que supera la relación tradicional. También que hay diversas opiniones y criterios sobre esta forma de relacionarse y esta, es la mía.


Hay 4 comentario/s de este artículo.
Fer:
Bienvenida Lady Spanker. Por fin un artículo de una spanker-chica sobre azotes a chicos. Además es un artículo muy bueno que nos hace comprender qué es lo que está en juego en el spankign M/h.
2005.09.07 14:42 email: fer_forever2004 (arroba) yahoo.es

Jano:
Querida Lady:
He leido con mucho gusto tu artículo que, como todo lo que escribes, me supone un placer.
En ciertas ocasiones del pasado, intenté que mi spankee me azotara con alguna cosa, mano o un pequeño latiguillo y confieso que, salvo en una ocasión en que estaba muy.....puesto, aquello no solo no me excitó, sino que mi cuerpo o mi mente me hicieron rechazarlo.
Esa es mi pequeña historia como pseudo spankee varón.
Además, a ella no le apetece lo más mínimo actuar como spanker.
Repitoque es un placer leerte.
Besos,
Jano.
2005.09.10 09:50 email: lopezparrondo2003 (arroba) yahoo.es

Manuel:
Querida Lady:
siertamente admiro a las chicas que saben llevar las riendas, tu articulo me intereso mucho, ya que yo mismo e vuscado spanker femeninas y no he tenido exito, espero que publiques algo mas
cuidate chao
2005.09.14 22:11 email: Vampirehunter2501 (arroba) hotmail.com

Tane:
Oh, me encanta el punto de vista de una mujer, spanker de hombres, qué curioso. Gracias Lady.
2005.09.17 16:26