sábado, 28 de mayo de 2022

Cuando la mano no es suficiente...

 

Autor: Fer

Cuando la mano no es suficiente y no hay ningún implemento a mano, valga la redundancia, echamos mano, revalga la redundancia, del cinturón. Esa prenda siempre presente en el atuendo del perfecto caballero, salvo en el caso de tirantes, y que tan bien permite un castigo adecuado. Eso sí, se tiene que manejar con destreza, de lo contrario puede excederse el área a castigar.

La spankee ante el deslizamiento del cinturón de las presillas que lo mantienen retenido, ya puede comenzar a anticipar lo que será su penitencia que se ha ganado por sus fechorías.


¡Un Spanker siempre tiene que ser capaz de ingenio y creatividad!

No hay comentarios: