sábado, 26 de junio de 2010

"Papi, papi, me gusta mucho el fútbol!"


Autor: Fer

Muchas veces el spanker necesita tener unos motivos concretos para proceder a una buena azotaina, a veces estos motivos son muy traídos por los pelos... sin embargo hay momentos en que la spankee proporciona en bandeja los verdaderos argumentos para recibir una "azotaina visceral" que dice una buena spankee y mejor amiga de Sevilla.

5 comentarios:

Yo spankee dijo...

Vaya... si la spankee no da motivos suficientes el spanker los saca, aunque sea, de debajo de las piedras... Si lo sabré yo que soy una niña MUY bien portada... ;)

Saludos.

Ana Karen Blanco dijo...

Ejem... y si me gusta el fútbol, qué??? No hay mejor cosa (excepto cuando se puede hacer directo en la cancha) que pararse frente al televisor en el bar de la esquina, junto a un grupo de amigos, tomando vino, cerveza o similar, y gritar sobre una silla (o sobre la mesa directamente) todos los tacos que una se sabe y también los nuevos que aprendió recientemente!!
Gritar los goles desaforadamente, y luego salir a festejar el triunfo del equipo montada en un auto, con la mitad del cuerpo fuera, y vestida solo con la bandera y un tanga mínimo!! WOWWWWW!!
¡Acaso eso merece una azotaína "visceral"? Lo que pasa es que los Spankers no soportaís nada!!

"YLLE" dijo...

ela arrasou, né?

Vitabar dijo...

La chica de la foto es la novia del Mundial. Se trata de la modelo paraguaya Larissa Riquelme, quien prometió desnudarse en la plaza principal de Asunción si Paraguay le ganaba a España. Paraguay perdió, pero Larissa igual se desnudó, pero no en la plaza sino en las páginas de la revista "Hombre".
En realidad, usó el Mundial como forma de marqueting. El pequeño mercado paraguayo ya le quedaba chico y el Mundial (sin siquiera haber pisado Sudáfrica. Las fotografías que se han publicado no son sacadas en ninguna tribuna de ningun estadio, sino frente a una pantalla gigante en Asunción) le ha servido de re-lanzamiento.
Incluso el detalle del celular en el escote no es casual, ya que Larissa es la cara visible de una empresa telefónica paraguaya.
La estrategia parece haberle funcionado, ya que ha recibido propuestas para sesiones fotgráficas de diversos lugares de Europa.
Para alimentar las fantasías spankas ha comentado -en relación a su propuesta de desnudarse en la plaza- "si mi papá se entera, me mata". Obviamente el padre se debe haber enterado -a menos que viva en la Luna- ya que sus imágenes han recorrido el mundo.

Vitabar dijo...

Si hay que azotar a Larissa por su descarado comportamiento, ¿qué hariamos con la porno-star holandesa Bobbi Eden, que ha prometido practicarle sexo oral a todos sus seguidores en twitter en caso de que Holanda sea Campeón del Mundo?
Cualquier cosa es mejor, en todo caso, que ver a Maradona en bolas al pie del obelisco de Buenos Aires.