lunes, 8 de junio de 2009

Anoche soñé que azotaba...


Autor: Fer

Era el final de un año lluvioso.

Fue un sueño algo difuso en cuanto al contexto o a la lógica aparente de las cosas, pero muy vívido en los azotes que propinaba sobre unas maravillosas nalgas, unas nalgas soñadas, duras y bien formadas. Recuerdo muy bien algunos fragmentos, otros pasajes se me habían borrado ya al despertar.

No podría muy bien decir cómo las cosas fueron sucediendo, cómo se llegó a los azotes, pero en cambio creo que había en juego un bonito rebenque sudamericano trenzado con cuero claro; esto y las braguitas de algodón muy blancas se grabaron en la pantalla tridimensional de mi cerebro.

Me parece que, en algún momento, yo no era yo, o más bien salía de mi persona y veía - como un espectador anónimo - una sesión de azotes algo daliniana. Pese a que Dalí... no sé si era exactamente lo que el maestro ampurdanés pondría en escena como azotaina... tal vez era Saudek, el fotógrafo checo, en versión animada o puro cine expresionista alemán.

Desde luego, la muchacha a quien azotaba era una joven y bella mujer. Creo que había un juego algo así como un tío centroeuropeo que enviaba a su sobrina, con mucho sacrificio, algunos euros para sus estudios en España y ésta, frivolamente, se los gastaba alegremente en cervezas y farras. Además la chica se reía del patético acento extranjero de su abnegado tío. Como te imaginarás todo esto tuvo un castigo ejemplarizante, pese a que las cosas se iban desenfocando por momentos... de todas formas el ritual parecía tener una vida propia, rincón, otk, apoyada en el pupitre y toda la liturgia clásica...

No es nada original soñar, lo sé. Y me dirás ¿con qué puede soñar un spanker si no es con azotes? pero por eso mismo los azotes soñados también son ciudadanos del mundo spanko.

11 comentarios:

anitaK[SW] dijo...

No está mal soñar, ni fantasear, siempre que tengamos la claridad para saber que estamos soñando y poder diferenciar el sueño de la realidad.
Tuviste la suerte, querido amigo, que tus sueños se hicieran realidad, al menos hasta ahora.
Un sueño que deja de serlo tambièn tiene su lado amargo, porque dejará de ser un sueño, una fantasìa y de ahì en más deberemos pensar en lo que sucedió... o no sucedió.
Saludos y abrazos,
anitaK[SW]

alespankee dijo...

Yo no soy tan pesimista como anita... ¿Qué somos los spankos sin nuestros sueños y fantasías?, ¿Qué somos sin todo el contexto que rodea a nuestros maravillosos y excitantes juegos? ¿Qué seríamos sin nuestra imaginación funcionado al máximo? Solo unos individuos aburridos azotándonos unos a otros.
Yo digo que sigas soñando... y sigas disfrutando tanto los sueños como las intensas realidades que te tocan y te tocarán experimentar.

Un beso,

Anónimo dijo...

´´´´

Anónimo dijo...

Qué fijación con los culos duros. Con lo que debe doler la mano al azotarlos. Y no es más divertido que se muevan y tiemblen con cada azote? Conste que no es envidia...bueno, si acaso de la sana.
Te conté ya mis sueños?
Echaba de menos el blog
Ada

gavi dijo...

¡Pero qué peliculón te soñaste querido Fer! jaa.. Qué delicia... ya quisiera yo haber podido soñar así... dormida... alguna vez :) Mis sueños spankos creo que fueron siempre... si existieron... bastante frustrantes.

Un besito y qué alegría volverte a leer.

Anónimo dijo...

Eso es una cabeza de cerdo?

Ada

Fer dijo...

¿Una cabeza de Spanker, dices? ja ja ja y es cierto Ada que los culos duros dejan la mano hecha polvo, pero en los sueños todo es posible.

Tambén a mi me gusta verte, querida gavi

A veces me gustaría no saber si son sueños o es la pura realidad, queridas anitaK[SW] y alespankee, infelizmente (como dicen los portugueses) siempre distingo los sueños de la realidad y viceversa... aunque esta sesión fue intensa y colorida como un sueño y erótica y acalorada como la realidad...

Fer dijo...

¿Lo sueños de azotes no forman parte de la realidad? o en plan más clásico:

¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.


yo creo que los sueños son también la realidad, o al menos alguna vez me lo parece...

Tane dijo...

Bonitas fotos, spanker

amigospanko dijo...

Hola Tane bienvenida y me alegro que te gusten estas fotos.

Cometospk dijo...

Sé que llego tarde pero... que buenos y dulces sueños tuviste Fer.
A veces ocurre que cuando los sueños se hacen realidad nos damos de bruces con la cruel realidad, pero si éstos son spankos la palabra decepción nunca suele aparecer ;).
Por cierto, las fotos muy bonitas y artísticas.
Un abrazo fuerte!