martes, 19 de agosto de 2008

Pronto la vuelta al cole




Autor: Fer

Mientras el hemisferio norte sigue disfrutando de los plácidos días de verano a la espera de la tormenta económica que ensombrece el otoño, pronto volverán a irse las oscuras golondrinas bequerianas y El Corte Inglés nos recordará que ya viene, de una forma tan inexorable como la puñetera navidad, la vuelta al cole.


Para ver esta melancólica operación con mejores ojos ¡qué mejor que pensar en el equipamiento que necesita la spankee para un nuevo curso escolar!

Hoy hablaremos de la ropa interior que es la que le confiere a la spankee su carácter modesto, discreto y, a diferencia de las golfas que llevan tangas y braguitas de fantasía, recatado.

Es fácil, braguitas que cubran y sean de un tejido 100% algodón tupido y como máximo de canalé. La braguita ha de ser casi de cuello de cisne. En el esquema vereís en rojo las prohibidas, en amarillo las admitidas con (muchos) reparos y sin tachar las aconsejadas por este blog.

5 comentarios:

gavi dijo...

Wacalaaaaaaaa !! Prrrrrrt!

Cometospk dijo...

Eres lo que se dice un auténtico Old-fashioned Lord mi querido Fer ;).
Dentro de nada las veo desfilando en enaguas por tu suite.
Yo me declaro enemigo del tanga como tú, pero las tachadas en amarillo las admito sin problemas, es mas, me gusta que haya un poco de variedad ;).
Un abrazo, y a poner firmes a las spankees

h dijo...

Se ve que le tiembla la mano jajajaja

Fer dijo...

Yo admitir admito todo, incluso el tanga, pero luego ellas que se atengan a las consecuencias. Si una spankee a la cual levanto la faldita me aparece con una prenda de ese tipo, es muy probable que redoble mi severidad por ella. Tal vez la esté azotando solamente por una pequeña falta, como comer más helados de chocolate de la cuenta, pero si viene vestida como una golfa, como una cualquiera, se tendría que atener a las consecuencias...

Anónimo dijo...

Al levantar una falda, fascina encontrar unas bragas de cintura ancha, sobre todo si son rosas, moradas o azules. Si son de cintura estrecha, la fascinación es menor, y ya un tanga me parece lo más antierótico. Ahora bien, ¿cuál es el mejor castigo por llevar tanga? ¿Doble ración de azotes o no azotarla en un buen rato hasta que lo pida? Gran paradoja.