jueves, 15 de noviembre de 2012

Sumisión

Autor: Marita Correa

Algunos afirman que un sumiso es una persona débil, sin carácter,  incapaz de tomar decisiones, pero se equivocan, ya que no hay mayor acto de valentía que entregar tu libertad a otra persona.
Ser sumiso es hacer una elección. Elegimos entregar el control y la capacidad de tomar decisiones a otro, y cuanto mayor es la fuerza personal del sumiso, mayor es su regalo de sumisión.
Tratar de servir y agradar, no solo proviene de un acto de amor sino de un profundo autoconocimiento,  ya que ese poder entregado a otro, deberá ser usado con gran sabiduría.
No es una decisión fácil, significa dejar ir lo que quieres en un momento dado, o lo que te gusta o tu sentido de dependencia, pero es un camino que se debe recorrer entre dos y la confianza  en tu pareja es esencial, una mala decisión de la parte dominante no solo dañaría a la sumisa sino a ambos. En una relación D/s, la palabra miedo deja de existir para ser sustituida por protección, comunicación y amor.

3 comentarios:

ohma dijo...

No se podría expresar de una manera más clara y concisa lo que significa la sumisión como tu lo has hecho, Marita, al mismo tiempo me doy cuenta de lo mala que soy yo, :)
Un abrazo muy fuerte.

marita correa dijo...

Gracias Ohma, me alegro que te haya gustado, aunque no creo que seas mala, quizás traviesa no? jeje

curiositas sine malitia dijo...

¿Por qué las fotos es ByN resultan tan sugerentes? Los ojos cerrados de esta chica me fascinan. Un saludo.